¡Hola a todos! ¿Preparados para la recta final?

Y si hay algún nuevo compañero que empieza esta aventura del “mundo opositor”, bienvenidos.

Os cuento un poco cómo ha ido mi semana, y después quiero hacer una pequeña reflexión, si me lo permitís.

Última semana de agosto

Como os comenté la semana pasada, me había puesto hasta mañana, día 31, para tener rematados todos los temas y empezar el día 1 a repasar.

Bueno, voy a variar dos días mi objetivo. Me voy a dejar este fin de semana para acabar de estudiar bien un tema que me queda ahí un poco flojo.

Así, desde el día 3 al 27 me quedaría 25 días para repasar. Sí, hasta el 27  porque, aunque el examen es el 29,  el 28 no voy a tocar ni un solo libro, ni un solo apunte, ni un solo esquema.

Lo que no haya hecho hasta ese día no lo voy a solucionar en uno y voy a intentar en todo lo posible aumentar mi inseguridad o mi ansiedad.

Sé que tampoco voy a poder estar todo el tiempo que tenia estimado repasando. 

En septiembre ya viene un poco más fuerte el trabajo, y con los que me he quedado, los tengo que sacar adelante.

Por cierto, siguen funcionando de maravilla la meditación y los ejercicios que os comenté de respiración para rebajar la ansiedad.

Es cierto que sigo dándome cuenta de que algún tema no lo tengo muy bien estudiado, seguiré en ello con los repasos.

No sé si llegaré al día 29 enfadada conmigo misma diciéndome que podía haber estudiado más, o contenta, porque he conseguido llegar.

Como decía el otro día un amigo mío, “Lo importante es el camino”.

 

Una pequeña reflexión

El fin de semana pasado quedamos unos cuantos amigos para tomar algo.

Uno de ellos acababa de venir de hacer el Camino de Santiago.

Aunque es una persona muy activa, y hace deporte en la medida que le deja su trabajo, era la primera vez que intentaba esta aventura.

Uno de los motivos por los que lo hizo fue porque necesitaba un cambio. Últimamente se había pasado meses en casa encerrado trabajando.

Es diseñador gráfico, trabaja desde casa, y tiene también mil trabajos que le hacen estar hasta arriba y pegado al ordenador casi las 24 horas al día.

Hasta aquí, nada fuera de lo normal.

Decidió decir que no a varios trabajos, acabó los que tenía pendientes y se tomó, por primera vez en muchos años un mes de vacaciones.

Siendo autónomo es  casi un suicidio, pero lo hizo.

importante camino

Cogió las botas, una pequeña mochila y se fue solo, como tantas personas a andar el Camino desde Francia.

Y mientras nos iba contando todas las peripecias, las personas que conoció, lo  mal que lo había pasado…

Y entonces empecé a hacer un paralelismo con hacer el Camino y estudiar unas oposiciones.

 

Preparando el camino

Hemos hecho una elección y vamos a estudiar unas oposiciones, nadie nos obliga, pero sabemos que necesitamos un cambio y que el camino va a ser largo.

Sabes que tu esfuerzo te va a conducir a la meta, pero surgen las dudas.

Al principio, como mi amigo, se tienen dudas, no sabes si aguantarás, si estás preparado y si vas a poder acabarlo.

También, como cualquier peregrino, tienes que saber planificar.

Debes saber cuánto tiempo tienes y cuántos kilómetros vas a recorrer al día.

Y debes ayudarte de herramientas de todo tipo para que te hagan más llevadero tu andar.

Salvando obstáculos

Pero debes contar con los imprevistos y con los obstáculos. Puede que te hagan reducir tu marcha.

importante caminoMuchas veces te puedes sentir solo, indefenso y perdido. Pero siempre hay alguien que llega a rescatarte y a indicarte de nuevo el camino. 

A veces tantos obstáculos, tanto físicos como externos, te hacen dudar de tu capacidad y piensas que no puedes más, y quieres volver a tu casa, a tu zona de confort.

Sin embargo, sabes que cada vez te queda menos para alcanzar la meta, y que muchos, en peores condiciones, ya han llegado, incluso están planteándose nuevos retos.

Encuentras muchas personas en tu situación y pueden ser tu apoyo, además de buenos compañeros de viaje y maestros.

 

Superación

Pensaréis que ser opositor no tiene nada de espiritual, pero creo que sí, que te ayuda a conocerte mucho más de lo que te conocías.

Te ayuda a ponerte en situaciones en que te hacen mejorar y crecer como persona. 

Intentar superar un obstáculo haciendo un pequeño esfuerzo más cada día es una manera de ponerte a prueba a ti mismo, saber hasta dónde puedes llegar, a veces ni te lo hubieras imaginado.

Nos ayuda a ser más creativos y a aprender a valorar todo el proceso.

Es cierto que todo esto no lo vemos en el momento, pero supongo que con perspectiva lo valoraremos más.

 

Lo importante es el camino

Cuando alcanzas la meta la alegría es inmensa y te sentirás satisfecho por el trabajo realizado y por el esfuerzo que has invertido.

Pero, si por cualquier razón tenemos que abandonar,  o nos quedamos a las puertas de alcanzar nuestra meta, no pasa nada.

Todo lo que hemos aprendido, y no solo el temario, nos va a seguir siendo útil. Sabremos que somos capaces de superarnos y que podemos volver a intentarlo, porque camino siempre va a estar ahí.

Y, como decía mi amigo, “Es una pasada llegar, pero lo importante es el camino”.

Así que, compañeros, ¡feliz semana y buen camino!

 

Lo importante es el camino
5 (100%) 2 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies