FB

Cuando estás preparando una oposición, tener técnicas y métodos de estudio efectivos es de vital importancia. Seguro que has escuchado hablar de técnicas de estudio una y mil veces. Sin embargo, el ámbito empresarial también puede proporcionar al estudiante herramientas que no hay que descartar. Hoy te hablamos del método Kaizen para preparar oposiciones.

En qué consiste el método Kaizen

En japonés, “kaizen” es una palabra que engloba dos conceptos: “cambio” o “la acción de enmendar” y, por otro lado, “bueno” o “beneficioso”, por lo que se podría traducir como “cambio beneficioso” o “mejora continua”.

No es solo un concepto empresarial, sino que tiene mucho que ver con la filosofía budista, ya que el concepto de “beneficioso” no es para uno mismo, sino para la sociedad o la comunidad más próxima. Por lo tanto, lo que es beneficioso para uno, lo es para los demás. Y la mejora refiere a que esta sea no una mejora puntual, sino continua, que conforme todo el proceso.

En el ámbito empresarial, grandes marcas muy conocidas lo han llevado a cabo estando al borde de la quiebra, trabajando en su aplicación desde los grandes directivos hasta los trabajadores de base. Y han conseguido reflotar la empresa con excelentes resultados en un corto espacio de tiempo.

El método Kaizen para estudiar oposiciones

método-Kaizen-oposicionesCuando aplicas este método en ámbitos fuera de lo empresarial, lo que se estás haciendo es introducir en tu vida hábitos nuevos que, pequeña acción tras pequeña acción, te van a conducir a una mejora que provoca el cambio real y te ayuda a alcanzar la meta y a resolver los problemas que tenías para no alcanzarla.

Por este motivo el método Kaizen para estudiar tus oposiciones puede resultarte de gran utilidad.

Si eres constante, con unos minutos al día, puede producirse un gran cambio. Es como cuando no estás acostumbrado a correr. Si de repente empiezas haciéndolo media hora, al día siguiente seguro que no repites. Pero si sales a andar y cada diez minutos dedicas solo uno a andar más rápido y, con el paso de los días, a correr, creas un hábito. Y quién sabe, igual puedes llegar a correr una maratón.

Aplicando el método Kaizen a las oposiciones.

En las empresas, cuando utilizan este método para solucionar los problemas, generalmente siguen unos pasos que se tienen que realizar en un corto espacio de tiempo:

  • Identificar cuál es el problema.
  • Observar y reconocer qué características tiene ese problema.
  • Analizar las causas que lo provocan.
  • Considerar las acciones que se tienen que llevar a cabo para acabar con el problema.
  • Al llevar las acciones a la práctica se verifica que son las oportunas.
  • Si estas acciones que se han tomado son las correctas, el problema desaparece.
  • Para que no vuelva a ocurrir, se realiza una revisión de las actividades previstas, y se planifica con antelación los pasos que se van a llevar a cabo en el futuro.

Como ves, para resolver las dificultades que se pueden plantear durante tu estudio, este método puede ser muy válido si ves que no llegas a hacer todo lo planificado o, si aunque cumplas lo planificado, el tiempo que dedicas al estudio no está dando sus frutos. Haz una parada y repasa todos los puntos anteriores.

Entonces, ¿cómo puedes aplicar este método Kaizen al estudio de tus oposiciones?

El minuto que lo cambia todo

Como lo que se intenta es introducir pequeños cambios progresivos con el objetivo de que se conviertan en hábito y, de este modo, se produzca una gran mejora en un corto espacio de tiempo e invirtiendo pocos minutos al día, te proponemos que pruebes con “el minuto que lo cambia todo”.

Te preguntarás qué vas a lograr con solo un minuto. Pues la premisa básica es sencilla: si solo vas a gastar un minuto de tu tiempo, en primer lugar no te va a dar ninguna pereza, por lo que lo vas a realizar sin dificultad, y no te aparecerá procrastinar.

Además, tu cerebro no se va a sentir “agredido”, ya que no va a verlo como una especie de amenaza en la que saltan todas las alarmas de tomárselo como un reto. Pero lo que sí va a hacer es que, sin que os deis cuenta ni tú ni tu cerebro, es que se está creando un hábito y, lo más importante, lo estás manteniendo.

Y, una vez establecido este hábito, puedes ir aumentando el tiempo sin ninguna dificultad.

Algunos ejemplos de la aplicación del método Kaizen

Puede que nunca hayas opositado y te enfrentes con ello por primera vez, o que hace mucho que no estudias. Y es posible que empieces con mucha ilusión, pero también es posible que te desanimes fácilmente si te pones de golpe desde el primer día a estudiar seis u ocho horas seguidas.

Por lo tanto, puedes comenzar con media hora o una hora la primera semana; empezarás a formar un hábito. Se dice que, normalmente, se suele tardar 21 días en que un hábito se consolide en costumbre. Pues bien, ve aumentando el tiempo de estudio durante los 21 días siguientes o, para redondear, si lo prefieres, durante un mes.

¿Qué puedo hacer en un minuto?

Como te hemos explicado, este minuto sirve para que consolides el hábito y aumentes el tiempo poco a poco. Y te aseguramos que es muy posible que no te quedes solo en ese minuto y continúes haciendo la tarea hasta terminarla, ya que al cerebro no le gusta dejar las tareas inacabadas.

En este minuto puedes hacer un montón de cosas:

  • método-Kaizen-estudiar-oposicionesUna lectura rápida de un capítulo del tema.
  • Subrayar un párrafo importante.
  • Grabarte leyendo ese párrafo importante.
  • Comenzar un esquema.
  • Un dibujo para un mapa mental.
  • Realizar varias flash cards y/o repasarlas.
  • Contestar cinco preguntas de un test.
  • Andar un minuto por el pasillo de tu casa en los descansos. Recuerda que siempre tienes que hacer descansos y para ello puedes aplicar la técnica Pomodoro.
  • Contestar un email  o un mensaje móvil en tus descansos.
  • Hablar en voz alta, explicando un tema, si te estás preparando para un examen que contenga un supuesto práctico que tengas que exponer ante un tribunal.
  • Planificar parte de las tareas que tienes que realizar en tu siguiente jornada de estudio.
  • Ordenar papeles o tu escritorio (también del pc).
  • Sacar punta a los lápices o mirar qué bolígrafos o rotuladores ya no te valen y estás acumulando.
  • Cambiar la tinta de la impresora, vaciar la papelera, etc.
  • Realizar alguna tarea cotidiana pendiente, etc.

Como ves, solo tienes que ponerte manos a la obra durante un minuto y luego, todo viene rodado.

Dedica un minuto de tu tiempo e infórmate en Centro Innova

Aplica el método Kaizen y dedica un minuto de tu tiempo para ponerte en contacto con nosotros. Con todas las convocatorias de oposiciones que hay en marcha y el gran número de plazas ofertado, es el momento de que pases a la acción.

Además aprenderás multitud de técnicas y métodos de estudio para que estudies con eficacia y no pierdas ni un solo minuto. Tu plaza te está esperando.

Infórmate Gratis y sin Compromiso

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS - RGPD

 

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

¡Muchas gracias! Uno de nuestros asesores te informará muy pronto.

Call Now Button