FB

Una de las tareas más importantes a la que tienes que enfrentarte cuando estás opositando es saber administrar muy bien tu tiempo. Con la técnica Pomodoro, la gestión del tiempo al estudiar oposiciones va a resultarte de lo más útil.

Lo mejor de esta técnica es que la puedes aplicar en numerosos aspectos de tu día a día, no solo en el estudio. Si, además, compaginas el estudio de las oposiciones con el trabajo, y la aplicas en ambos, verás que el tiempo que tienes disponible aumenta considerablemente.

La técnica Pomodoro y la gestión del tiempo estudiando oposiciones

Seguramente, lo primero que te preguntarás es qué tiene que ver un tomate con la gestión del tiempo durante el estudio de tus oposiciones. Pues, como en muchas ocasiones, su nombre tiene que ver con una simple causalidad.

El creador de esta técnica es Francesco Cirillo. Este italiano ha sido desarrollador de software y ahora es el propietario de una consultoría que trabaja con las empresas más reputadas del sector.  

¿Cómo se creó la técnica Pomodoro? Antes de llegar a esto, cuando era estu

técnica Pomodoro gestión tiempo oposiciones

diante en la universidad, Francesco tuvo una etapa en la que le fallaba la concentración y veía que no avanzaba en sus estudios.  Así que decidió que era necesario encontrar una manera centrarse y concentrarse para poder estudiar más en menos tiempo y, a la vez, hacerlo sin interrupciones ni distracciones. Y es aquí donde entra el “pomodoro” (tomate, en italiano).  Cogió un temporizador de cocina con forma de tomate y, la primera vez, puso diez minutos en el te

mporizador. No consiguió concentrarse, pero tampoco se rindió.

Poco a poco fue depurando la técnica, hasta llegar a lo que hoy conocemos como técnica Pomodoro, una herramienta de gestión tiempo que te ayudará a concentrarte en tus oposiciones y en tu trabajo.

Estudiar oposiciones utilizando la técnica Pomodoro

Utilizar la técnica Pomodoro para la gestión del tiempo en el estudio de tus oposiciones parece muy fácil, pero no todo el mundo puede hacerlo bien desde el primer momento, requiere entrenamiento y fuerza de voluntad.

Esta técnica se fundamenta en poner el foco solo en lo que estás estudiando en ese momento, sin interrupciones. Y, de este modo, al crear un hábito, estás enviándole a tu cerebro la señal de que tienes que estar concentrado.

Es importante que sepas que la atención sostenida solo se da en periodos muy cortos de tiempo, de entre 15 a 30 minutos, por lo que, con esta técnica, vas a aprovechar estos ciclos demayor atención, sobre todo en los momentos en los que el tema que estás estudiando en ese momento se te hace arduo.

El aprendizaje consiste en procesar y asimilar los conceptos, lo que conllevaun tiempo que puede estar alrededor de 25 minutos. Con los descansos lo que vas a conseguir es que lo aprendido se fije en tu memoria.

Además, el ir cumpliendo etapas (o, en este caso, pomodoros) te anima a seguir estudiando.

Pasos a seguir

  • Mira tu planificación diaria y calcula el tiempo que te puede llevar estudiar lo que has planificado.
  • Ordena tus tareas de modo que puedas resolver primero las más importantes, ya que en al principio de tu jornada de estudio es cuando vas a estar más fresco y prestarás más atención.
  • Como, básicamente, consiste en dividir el tiempo en bloques de 25 minutos, calcula dónde puedes hacer las pausas. Si suena la alarma y te quedan un par de minutos más para acabar, continúa estudiando si ves que estás concentrado. Tú mismo te darás cuenta de cuánto tiempo eres capaz de enfocar tu atención plenamente e irás ajustando tus tiempos.
  • Es importante que tengas papel y boli a mano. Si te surge una duda, apúntala y sigue estudiando, luego tendrás tiempo de buscar información al respecto (puedes dejar un bloque de 25 minutos para resolver dudas). Así evitarás interrupciones.
  • Pasado este tiempo, descansas 5 minutos. Cuando hayas hecho 4 bloques, descansas de 15 a 20 minutos.
  • No te hace falta más que poner una alarma cada 25 minutos y no intentar alargar los 5 minutos de descanso.
  • Los descansos más largos, que como dijimos, pueden llegar a ser de 15 a minutos, puedes aprovecharlos parar salir a la calle a dar una vuelta, aunque sea a la manzana y aoxigenarte. Si no te apetece salir a la calle, haz estiramientos, anda un poco, come algo (sano, por supuesto), bebe agua, o ponte música y desconecta.
  • Luego, a la hora de comer, intenta hacer una parada un poco más larga, al menos de media hora.
  • No utilices esta técnica solo para la lectura de los temas. La puedes aplicar a todas las etapas: lectura, resumen, esquema, mapas mentales, repasos, etc. Si bien es cierto que los test o simulacros de examen te aconsejamos que los hagas del tirón, ya que tienes que calcular el tiempo que tardas en realizarlos

Qué no hacer durante los descansos

Es una tentación ponerte a mirar el correo, los mensajes en tu móvil o tus redes sociales, pero te aconsejamos que no lo hagas, ya que, al final, es muy probable que este descanso de 15 minutos se convierta en uno muchísimo más largo, perdiendo así tu preciado tiempo.

Tampoco es recomendable que te pongas a ver la tele por la misma razón.

Procura, si no es de vital importancia, no contestar llamadas de teléfono o realizarlas. Una conversación se puede alargar muchísimo y ya perderás el ritmo durante todo el día.

No sigas estudiando durante los descansos o resolviendo dudas o pensando y repensando lo que has estudiado. En los descansos, inconscientemente, se fija en la memoria lo que has estudiado en ese momento anterior.

En definitiva, lo que tienes que evitar son los llamados “ladrones de tiempo” y la multitarea.

Herramientas que puedes utilizar para cronometrar el tiempo

 

Seguro que lo primero que se te viene a la mente es utilizar el temporizador de tu teléfono móvil. Está bien, pero tiene un inconveniente: puede que tengas el teléfono demasiado cerca y lo que se necesitas es que esté lo más alejado posible de ti para evitar tentaciones. Así que lo puedes poner en otra habitación o usar otros métodos.

técnica Pomodoro gestión tiempo oposiciones

Un temporizador de cocina como el utilizado por el creador de esta técnica o un reloj de pulsera de agujas puede ponerte nervioso si suena la maquinaria y estás escuchando cada segundo y cada minuto que pasa. Si eso no te importa, puedes utilizarlo.

Existen también muchas aplicaciones, tanto para ordenador como para móvil, que te ayudarán a estudiar con esta técnica: Focus To-Do, Increaser, Pomodoro Timer, etc., son solo alguna de ellas. Haz una búsqueda por internet o por tus aplicaciones móviles, prueba dos o tres que creas que te pueden gustar y quédate solo con una, con la que mejor se adapte a ti.

Y no olvides que la técnica Pomodoro puedes utilizarla tanto para la gestión del tiempo estudiando oposiciones como para el trabajo o para las tareas cotidianas.

Si te animas a  utilizarla y no te convence, no pasa nada: no todas las técnicas son válidas para todas las personas. Utiliza solo las que mejor se adapten mejor a ti.

Aprueba tus oposiciones con Centro Innova

 

Con la cantidad de plazas ofertadas para el próximo año, aprobar tus oposiciones estudiando en Centro Innova es la mejor decisión que puedes tomar. Echa un vistazo a nuestra página y mira todas las oposiciones que preparamos. No lo dudes y ven a vernos. Estaremos encantados de informarte sobre nuestros innovadores métodos de estudio.

El próximo año te espera tu plaza fija de funcionario y en Innova te ayudamos a conseguirla.

Infórmate Gratis y sin Compromiso

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS - RGPD

 

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

¡Muchas gracias! Uno de nuestros asesores te informará muy pronto.

Call Now Button