Ya está aquí la primavera y cuando hace tan buen tiempo, apetece salir a la calle, pero… tienes que estudiar tus oposiciones.

ventajas de estudiar al aire libreLa buena noticia es que puedes hacerlo. No es necesario que te quedes en casa encerrado como un vampiro.

Es más, deberías intercalar momentos de estudio al aire libre con momentos de estudio en casa o en la biblioteca.

Sobre todo en esta época, en la que hace una temperatura agradable y las alergias no están todavía disparadas.

 

 

Disfruta del aire y del sol

Estudiar al aire libre permite que tu cuerpo tenga una mayor respiración celular y oxigenación del cuerpo y cerebro.

Nuestro cuerpo necesita aire y luz solar. Ambos van a influir en tu rendimiento.

La luz solar es la que regula los biorritmos y el sueño.

 

La luz artificial es continua, mientras que la luz natural va variando su intensidad y es la que hace que tu reloj interior se sincronice con los ciclos de vigilia y sueño.

Así, cuando disminuye la luz solar, la glándula pineal segrega melatonina, que es la hormona encargada de hacer que nos preparemos para descansar y dormir.

Además, tu vista te lo agradecerá, ya que este tipo de luz es más beneficiosa que la luz artificial.

 

 Ventajas de estudiar al aire libre

 

 

ventajas de estudiar al aire libre

 

Tu humor mejora

 

El sol y el aire libre hará que tu ánimo y tu humor mejoren. 

Así los niveles de ansiedad se reducirán y podrás concentrarte mejor.

 

 

Te aporta vitamina D

La carencia de esta vitamina está aumentando cada vez más. Sin embargo es fundamental para nuestro organismo.

La vitamina D fija el calcio en los huesos, previene la depresión y es de suma importancia en las funciones cognitivas.

El problema es que hay muy pocos alimentos aportan la vitamina D, y que esta se sintetiza a través del sol.

Por eso, es importante que todos los días expongas tu cara y tus brazos de 5 a 15 minutos al sol.

Después no olvides utilizar un protector solar.

 

Te hará caminar

 

Si vas a un parque cercano, desplázate andando.

Puedes hacer tres cosas útiles a la vez: caminar, tomar el sol y estudiar, si llevas los temas grabados.

Caminar unos 30 minutos al día te aportará muchos beneficios.

Después del tiempo de estudio y de vuelta a casa, el paseo, esta vez sin estudiar, dejando vagar tu mente, además de gratificante será productivo,  ya que activarás tu pensamiento difuso, por lo que seguirás aprendiendo.

 

Te ayudará a concentrarte

 

 

ventajas de estudiar al aire libre

El aire, la luz natural y el cambio de lugar puede aumentar tu concentración.

Dejar la silla y el ordenador y cambiarlo por un banco o por el césped te relajará y te ayudará a ello.

Busca en tu parque preferido un rincón que no sea bullicioso y verás cómo tu concentración se dispara.

 

Puedes aprovechar y practicar unos minutos de meditación antes de empezar a estudiar, o cuando hayas acabado, o practicar mindfulness, lo que te proporcionará un importante bienestar emocional.

 

Contacta con la naturaleza

 

En la ciudad la naturaleza no es igual que un bosque, está claro, pero en Madrid tenemos parques en los que hay gran variedad de árboles y de plantas, además de distintas especies de pájaros.

Te aportará bienestar y relajación.

 Ambas muy importantes para poder mantener alejado el estrés, sobre todo si llevas mucho tiempo estudiando y ya está próxima la fecha del examen.

Así que no lo dudes. Cuídate y disfruta del aire y del sol.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button Ir al contenido