Procrastinar: No dejes para mañana lo que puedas estudiar hoy

Ha llegado septiembre, y para los que no tenéis la fecha del examen encima, es fácil ponerse excusas para no comenzar a estudiar en serio todavía.

Sabes que estás procrastinando.

Así que, destierra de tu vocabulario la palabra procrastinar, ponte manos al temario y no dejes para mañana lo que puedas estudiar hoy

Sí, es difícil, pero se puede conseguir recuperar el ritmo de estudio después del verano con algunos sencillos pasos.

 

Empieza poco a poco

Por ejemplo, puedes empezar a repasar un esquema o un mapa mental. No vas a tardar mucho tiempo.

Después puedes hacer un  test de lo que ya has repasado.

Una vez que has hecho es test, es probable que,  cuando veas los fallos que has cometido, tú mismo te obligues a repasar el tema.

Utiliza habitualmente la técnica de los dos minutos: Haz primero todo lo que te pueda llevar dos minutos (puedes considerar subir el tiempo, puedes plantearte hasta 15 minutos).

 

Debes saber en qué gastas tu tiempo

Para ello solo haz una lista de tareas diarias, tanto en lo que respecta al estudio como lo que respecta a tu vida laboral y personal.

No te olvides nada, incluso incluye el tiempo que gastas en comprar el pan o contestar un correo.

Cuando tengas terminada la lista, seguro que te darás cuenta de que has desperdiciado mucho tiempo en cosas innecesarias.

procrastinar

Un ejemplo típico es, ¿cuánto tiempo estás mirando tus redes sociales? ¿No sería mejor para ti gastar ese tiempo en quedar con tus amigos y airearte después de un largo día de estudio?

Es importante saber en qué otras cosas de tu vida se te da bien  procrastinar, debes ser sincero.

 

Si lo tienes identificado y quieres ponerle remedio, va a ser mucho más fácil crear nuevos hábitos que te ayuden a superar la procrastinación y ser más productivo.

Cuando tengas claro todo esto, haz diariamente una lista de tareas más corta solo con las cosas importantes del día.

Ten en cuenta que importante no significa urgente.

Divide entre estudio y vida personal

Ve tachando cada tarea que realices.

Te darás cuenta que con una buena organización, optimizarás mucho tu tiempo

 

Decide

Imagina que tienes que realizar tres llamadas que no te van a llevar mucho tiempo (pedir citas, etc.). Hazlas antes de ponerte a estudiar, no planifiques hacerlas, simplemente las haces y te lo quitas de encima.

Si lo demoras de manera consciente no estarás dándole todo el tiempo de tu estudio vueltas a la cabeza sabiendo que lo tienes que hacer.

Si lo aplazas para después del estudio, olvídalo y no pongas una alarma cada cinco minutos que te recuerde que tienes que hacer esa llamada o esa tarea concreta.

Decide también lo que es importante para ti y lo que es accesorio. Respecto tanto a tu oposición o a tu vida personal.

No te cargues con tareas que son compromisos que aceptas por quedar bien o que no te llevan más que a cargarte de otras responsabilidades sin importancia que te quitan tiempo.

 

Crea hábitos

Cuando interiorizas un sistema de cómo realizar las tareas, acabas haciéndolas de forma automática e inconsciente. Eso es la rutina. Y puede llegar a ser aburrida.

Pero los hábitos los puedes crear tú estableciendo un sistema que sea útil (incluso ameno) para ti y que te ayude a simplificar tus tareas rutinarias y que te cueste menos esfuerzo realizarlas.

Si tienes que hacer una tarea diariamente, por ejemplo, si te has marcado la meta de hacer un test cada día, confecciona un calendario en el que vayas tachando el día que sí has hecho ese test.

Mira el calendario todos los días. Lo visual es más potente. Y seguro que acabas odiando las fechas vacías en el calendario.

Crear hábitos de estudio que perduren no es tan difícil, no lleva mucho tiempo, pero sí tienes que ser absolutamente constante.

 

Divide y vencerás

Cuando empiezas a estudiar una oposición y tienes todo el temario delante de ti, puede que te den ganas de salir corriendo o abandonar ya mismo.

Pero si realizas una buena planificación, puedes planificar a largo, medio y corto plazo.

procrastinarAunque la meta, aprobar las oposiciones, sea a largo plazo, debes centrarte más en los cortos plazos (día a día, semana a semana y mes a mes).

Como en el estudio de una oposición hay varios frentes abiertos (temarios, exámenes psicotécnicos, pruebas físicas, exámenes orales, test, pruebas de Ofimática, etc.) no intentes abarcar todo a la vez.

Plantéatelo de forma racional y ve tramo a tramo.

 

Puedes planificar día a día de forma que veas lo que llevas hecho y lo que te falta por hacer, pero sin perder de vista el objetivo marcado, por ejemplo, mensualmente.

Al ver que has superado el día con el objetivo que te habías marcado realizado, evitarás procrastinar.

 

Adopta un sistema de estudio

Aunque parezca al principio arduo y puedas perder algo de tiempo probando algunos métodos de estudio, es importante que adoptes uno o que crees uno que  se adapte a ti.

Sobre todo si llevas tiempo sin estudiar.

Técnicas y métodos de estudios hay muchos, puedes utilizar uno o puedes utilizar varios, o crear el tuyo propio cogiendo ideas de unos y otros.

Cuando te adaptes a tu sistema, se te hará menos arduo el estudio.

No olvides incluir los descansos. Son muy importantes para despejar tu mente y evitar la saturación.

 

Motivación ante todo

Aunque es fácil decirlo, no puedes centrarte uno o varios años de tu vida solo en el estudio.

Tu vida personal es importante y no la puedes descuidar, ya que si haces esto, verás que repercute de en tu estado de ánimo y a tu estado físico.

Y  esto afecta al estudio.

Motívate dándote recompensas, y aunque una tableta de chocolate está bien, probablemente te venga mejor salir un día al campo o una noche con tus amigos.

Haz del estudio algo creativo, no tienes por qué condenarte al aburrimiento eterno al estar estudiando.

Utiliza aplicaciones, herramientas, dibuja tus mapas mentales…

Tus niveles de ansiedad se reducirán bastante y no se te hará tan cuesta arriba el estudio, ya que lo puedes compaginar con tu vida personal.

 

Pacta con tu entorno

Las personas que conforman tu entorno deben saber  respetar tu estudio.

Y deben animarte a estudiar. También deben saber darte un toque de atención cuando te vean disperso.

Incluso deben saber gestionar tus niveles de ansiedad y el estrés que te puede generar el estudio de la oposición.

Para ello debes sentarte y hablar con ellos y pactar las formas en las que te pueden ayudar y tú debes acatar también ese pacto.

procrastinarSi tus amigos están continuamente llamándote para hacer planes y tú, sistemáticamente, les dices que no, pueden ocurrir dos cosas que tu ansiedad se dispare, porque te gustaría estar en otro lugar y no delante de los libros, y que acaben por no contar contigo para nada.

Puedes llegar a acuerdos con ellos, por ejemplo, que  seas tú el que llames y si al cabo de un tiempo determinado no saben de ti, te obliguen a salir de la madriguera.

 

Si tienes familia, puedes llegar a acuerdos con tus hijos o tu pareja para el reparto de tareas y que te dejen más espacio para el estudio, que repercutirá en que puedas pasar más tiempo con ellos.

Esto hará, por otro lado, que te sientas más responsable y te centres más en tu estudio.

 

Cuídate

Duerme, aliméntate correctamente, descansa los tiempos establecidos en tu plan de estudio.

Haz planes con tus amigos, con tu familia.

Dedica un tiempo solo para ti.

Haz ejercicio, medita, lee un libro, ve una película.

Dedica un tiempo todos los días a hacer algo que te guste.

No lo consideres una pérdida de tiempo, al contrario.

Tus niveles de ansiedad se reducirán, tu cuerpo y tu mente estarán relajados.

De lo contrario, estarás cansado, estresado y de muy mal humor, por lo que será más fácil caer en la tentación de procrastinar.

 

Si sigues estos pasos (al menos alguno de ellos), la palabra procrastinar no definirá tu relación con el estudio.

Así que ya sabes, no dejes para mañana lo que puedas estudiar hoy.

 

Procrastinar: No dejes para mañana lo que puedas estudiar hoy
5 (100%) 5 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies