FB

¿No llegas a todo lo que te propones estudiar durante la semana? ¿Tienes la sensación de que la organización huye de ti? O crees, por el contrario, que tu organización es buena y te ayuda a alcanzar tus metas. ¿Has pensado alguna vez cuál es la fórmula por la que los opositores con una buena organización parece que tengan superpoderes?

Si no estás muy seguro de si te estás organizando correctamente al estudiar tus oposiciones, te damos algunas pautas para que consigas llegar a ser el superhéroe de la organización que siempre soñaste.

 

¿Cómo son los opositores con una organización que les otorga superpoderes?

 

Es una pregunta con una respuesta sencilla: son personas a las que no les sobra, ni quieren, perder un segundo de su tiempo.

Te podemos asegurar que, posiblemente sea tu caso, hay personas que trabajan, estudian oposiciones y, además, tienen familia y necesitan también tiempo libre para ellos. Los hay; muchos. Y sí, consiguen llegar a todo y, además, dejar algo de tiempo para dedicárselo a ellos mismos.  ¿Superpoderes? No: organización.

Apunta estos consejos para que nada se te escape y tengas todo bajo control.

 

Haz una lista de con los objetivos quieres cumplir

 

Como opositor, tienes que tener muy claro que avanzar en el estudio significa ir cumpliendo objetivos, paso a paso.

opositores-organizacion-superpoderes

A partir de principal objetivo, que es conseguir el trabajo te va a procurar una estabilidad laboral de por vida, haz un listado de los pasos que vas a dar para cumplirlo. Es decir, apunta los objetivos yendo desde el más pequeño hasta la consecución de tu plaza fija. Pero tendrán que ser objetivos realistas, que se adapten al tiempo que tienes para estudiar. No puedes pretender estudiar un tema al día, y mucho menos si tu tiempo es escaso.

Leer un tema, subrayarlo, hacer el esquema, realizar un mapa mental, memorizarlo, hacer un test o un examen de prueba… todo estos son los pequeños pasos que debes ir dando para ir aprendiendo cada tema. Y todo suma.

 

Cuidado con exigirte demasiado

 

Ten en cuenta que una cosa es que quieras aprobar las oposiciones y tener una buena organización y otra es que, por ello, se resienta tu salud.

No intentes abarcar más de lo que puedes; es mejor que tardes dos años en aprobar, que no que intentes estudiar todo en unos meses y esto te provoque ansiedad u otro tipo de problemas.

 

Calendario y agenda: los complemento indispensables de todo opositor

 

Muchas personas odian las agendas, pero saber planificar es la regla de oro de todos los opositores para tener una organización que les dé superpoderes.

No tengas miedo, no pienses que por tener una agenda en la que planifiques estés encorsetando tu vida. Si tienes tiempo, puedes hacer una a tu medida. Si no, en internet encontrarás un montón de plantillas que puedes descargar.

 

Planificación

 

Con el calendario delante, realiza una buena planificación y apúntala en tu agenda.

Planifica diariamente, semanalmente y mensualmente, aunque teniendo siempre la vista puesta en la meta, para que tu ánimo no decaiga al ver que cumples todos tus objetivos.

Deja siempre espacio para los imprevistos y para dedicarte un tiempo todos los días. Esto último te parecerá difícil, pero no es imposible.

Y ten en cuenta que, aunque es mejor ir cumpliendo los pasos marcados, no pasa nada porque tengas que rectificar. Sobre todo cuando te enfrentas por primera vez al estudio de una oposición. Cuando encuentres los métodos de estudio que mejor se adaptan a ti, cuando tengas controlados los tiempos y cuando te des cuenta de los temas que mejor aprendes y los que llevas peor, es entonces cuando tu planificación será más eficaz.

 

Planifica por bloques

 

Para que controles el tiempo de modo eficaz, es útil que al planificar lo hagas por bloques.

Si puedes, haz la planificación de un día para otro. Si no te da tiempo, hazla a primera hora de la mañana; pero cuidado con esto, que al final si tienes que salir corriendo de casa, es probable que no te dé tiempo.

Divide tus actividades en bloques. Haz diversos bloques: estudio, trabajo, actividades cotidianas, familia, tiempo libre y, muy importante, comida y descanso. De esto último nunca te olvides. Una vez que ya los tengas, intenta agrupar actividades. Es decir, si tienes que ir a comprar hazlo de una vez o aprovecha que vas a algún lugar y la compra la puedes hacer de camino.

Otro ejemplo de actividades que puedes agrupar es cuando te desplazas. Si tienes previsto desplazarte en transporte público, o ir a recoger a tus hijos al cole, incluso si estás esperando en el banco, o si estás haciendo la compra; aprovecha ese tiempo y puedes ponerte los audios que hayas grabado a modo de repaso, o llevarte en el móvil unos mapas mentales o flash cards. Juega con todos estos minutos que puedes ir aprovechando.

Aunque también puedes ir escuchando música y aprovecharlo como parte de tu tiempo libre. Tú eliges.

 

 Horarios

 

Este es un punto que marca la diferencia entre los opositores con una organización que les da superpoderes y los que no se saben organizar.

opositores-organizacion-superpoderes

Si estás trabajando, tienes hijos y estudias, los horarios están más definidos. Pero, si no estás trabajando, no tienes familia a la que atender y te dedicas a estudiar, ahí tienes que poner más cuidado con los horarios.

Alguien que solo tiene dos horas al día para estudiar es más probable que aproveche más ese tiempo que otra persona que tiene el día entero.

¿Por qué? Porque si tienes dos horas no lo vas a dejar para otro rato que te apetezca estudiar más, aunque estés cansado. Te vas a dedicar de lleno al estudio y sabes exactamente en qué dos horas de tu día lo vas a hacer. Mientras que si tienes todo el día y no te marcas un horario que cumplas a rajatabla, puedes caer en la procrastinación.

 

Que la organización se refleje en tu lugar de estudio

 

Un escritorio ordenado, limpio y vacío, solo con lo imprescindible, es fundamental.

Si tienes todos tus apuntes organizados, en carpetas que puedas encontrar en un solo golpe de vista, vas a ahorrar muchísimo tiempo. Es mejor que dediques unas horas, incluso un día entero, a organizar apuntes y carpetas, tirar lo que no te sirve, sacarle punta a los lápices, etc.., que perder el tiempo todos los días intentando encontrar lo que buscas entre un mar de papeles.

Lo mismo ocurre con tu escritorio del ordenador. Procura tener todo en carpetas ordenadas y que de forma que, en cuanto necesites algo, encuentres fácilmente todo.

Por otro lado, si puedes, deberías estudiar en un lugar en el que no tengas ninguna distracción (televisión encendida, personas a tu alrededor o teléfonos sonando).

 

Haz respetar tu tiempo y tu espacio de estudio

 

Muchas veces parece que, si estás estudiando, cualquiera puede interrumpirte en cualquier momento. No ocurre lo mismo cuando estás trabajando, ¿verdad?

Haz que tu tiempo de estudio y el espacio en el que lo haces, se respete. Procura que tanto tu familia como tus amigos estén al tanto de tus horarios y hazles saber que en ese horario no te deben interrumpir y que tú no vas a estar disponible.

 

Aprende a delegar

 

Esto es algo que muchas personas no saben hacer o les cuesta muchísimo. Habla con tu familia y con tus amigos. Explícales lo importante que es para ti aprobar las oposiciones y pide ayuda para que te ayuden aunque sea en las cosas que menos importancia se les da. Vas a ganar muchísimo tiempo y seguro que ellos estarán encantados de ayudarte.

 

Descansa y desconecta

 

El descanso es una de las armas ocultas de los opositores con una organización que les otorga superpoderes.

Si no haces pausas durante tu tiempo de estudio, si no duermes las suficientes horas, si no te alimentas bien o si no desconectas, entonces, todo lo que has estudiado no lo retendrás en tu memoria. Del mismo modo, cuando no descansas, eres incapaz de pensar con claridad y mucho menos de organizarte con precisión.

Para que tu memoria a largo plazo funcione correctamente, tienes que dejar al cerebro descansar; en todos los sentidos. Si te vas a la cama dándole vueltas a lo que no te ha dado tiempo a estudiar, a los fallos que has cometido o a que no has cumplido tu objetivo diario; dormirás mal, no descansarás y al día siguiente tu cerebro no estará en condiciones de asimilar la información que le estás intentando hacer llegar.

 

En Centro Innova descubrimos los superpoderes que hay en ti

 

En Centro Innova somos pioneros en ofrecer a nuestros alumnos un programa de coaching para opositores.

Cada alumno es un mundo, y tu mundo cuenta para nosotros. Por eso te acompañamos durante todo el proceso que conlleva el estudio de la oposición, de manera personalizada, a cumplir tus objetivos. Tu coach te ayudará a organizarte, y te asesorará en todo momento.

Ponte en contacto con nosotros y descubre los superpoderes que llevas dentro.

 

 

Infórmate Gratis y sin Compromiso

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS - RGPD

 

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

¡Muchas gracias! Uno de nuestros asesores te informará muy pronto.

Call Now Button