Muchos, probablemente, penséis que es inútil volver a preparar una oposición que has suspendido. Nada más lejos de la realidad. Es cierto que has pasado muchas horas estudiando y que el esfuerzo no ha sido recompensado, y esto puede llegar a quemarte. Pero antes de nada tienes que saber que ese esfuerzo sí sirve. Sobre todo si decides que quieres volver a intentar conseguir tu plaza y superar las diferentes fases del estudio que nos esperan.

Para ayudarte a calibrar este asunto con mayor claridad, es mejor que descanses unos días, tomes perspectiva, cojas un lápiz y un papel  y apuntes en qué has fallado y en qué puedes mejorar para continuar preparando tu oposición.

 

Fases del estudio | ¿Por qué he suspendido?

 

En primer lugar, ten en cuenta que no siempre se consigue la plaza la primera vez que te presentas, pues existen oposiciones muy difíciles y las pruebas selectivas necesitan un poco más de preparación. 

No pasa nada. Si decides presentarte por segunda vez, verás que todo serán ventajas más que inconvenientes. Pero antes tienes que pararte y pensar qué es lo que ha fallado. Esto lo debes hacer sin juzgarte, siendo realista y sincero delante de una hoja de papel en la que puedas apuntar todo lo que piensas que ha ocurrido.

Pueden ser muchas las causas:

  • Un temario muy extenso o complejo.
  • Poco tiempo para prepararlas.
  • No has utilizado las técnicas de estudio adecuadas.
  • Demasiado tiempo de estudio y poco rendimiento.
  • Ibas muy bien preparado pero te has puesto demasiado nervioso en el examen.
  • Te han faltado temas por estudiar.
  • Has tenido problemas familiares o laborales que han afectado a tu estudio.

 

¿Cómo puedo solucionarlo?

 

Veamos alguno de los casos más comunes por los que puedes pasar por una de las fases más difíciles de una oposición: fallar en el estudio y el examen.

 

Volver a presentarte a una oposición que has suspendido te ofrece muchas ventajas, ya que estarás mucho más preparado en todos los aspectos. Clic para tuitear

 

Has estudiado poco o puede que demasiado

fases del estudio

Aquí tienes que ser muy preciso, porque puede que las horas que hayas estudiado, hayan sido las adecuadas, pero no lo ha sido tu método de estudio o tu planificación.

Puede ocurrir que hayas estudiado más horas de las recomendadas o adecuadas. Esto te ha llevado al estrés, cansancio y esfuerzo haciendo que duermas mal, tengas ansiedad y a que no rindas en el estudio.

Quizá, no le hayas dado toda la importancia que se merece, al descanso.

 

El temario no era el adecuado

 

Puede que hayas confeccionado tú mismo el temario y hayas puesto empeño en ello, pero quizá le hayas dado más prioridad a asuntos que no son tan relevantes como hubieras creído.

Si tu temario no ha dado resultado, plantéate la posibilidad, si puedes, de estudiar en una academia, como Innova, ya que te darán los temas más adecuados. Irán directos a lo más importante y realizarás muchas pruebas de exámenes.

Otro factor importante, es si estás familiarizado o no con la oposición.  Pues puedes tener el temario adecuado, pero la oposición a la que te has presentado fuese diferente a todo lo que hayas estudiado anteriormente, siendo éste el motivo por el que te cuesta más.

 

Ha fallado tu método de estudio

 

Es probable que tengas un método de estudio que hasta ahora te ha funcionado, y decides seguir con él. Pero hay más opciones, a parte de la memorización pura y dura. No es lo mismo estudiar unas oposiciones que prepararte los exámenes del instituto o de la facultad, ni el tipo de exámenes va a ser igual.

Así que es importante que, cuando comiences a estudiar tu oposición, pruebes diversos métodos de estudio y elijas los que más se adecuen a ti.

 

El tipo de examen

 

Puede que hayas superado el test, pero en la segunda parte que, normalmente son supuestos prácticos o pruebas de ofimática, te hayas puesto más nervioso y te haya podido la ansiedad, sobre todo, si has tenido que hablar delante de un tribunal. O puede que el examen tipo test no sea lo tuyo, ya que has memorizado tanto, que prefieres hacer exámenes larguísimos en los que exponer todo lo memorizado.

En ambos casos, existen técnicas para poder superar cada una de las pruebas.

 

Has sido demasiado perfeccionista

 

Todo el mundo pasa en algún momento por una de estas fases de estudio como lo es, en este caso, el perfeccionismo. Este es uno de los factores que peores jugadas pueden hacer pasar a un opositor.

El exceso de perfeccionismo puede llevarte a un estado de frustración y enfado que pueden llevar a la desmotivación y a menospreciar tus logros. En este post te hablamos más sobre ello.

 

No te has cuidado durante la preparación de la oposición

 

A lo largo del proceso de la preparación de tu oposición has podido tener hábitos poco saludables que te hayan pasado factura:

  • Falta de sueño.
  • Mala alimentación.
  • No controlar la ansiedad.
  • Dejar que la oposición consuma todo tu tiempo y no hayas dejado nada de tiempo para ti y para los tuyos.
  • No has hecho ejercicio. Si este es tu caso, aquí te dejamos este enlace en el que podrás ver un entrenamiento de pocos minutos para opositores.

 

 

No cuidar tu salud puede ser uno de los factores por los que suspendas un examen de oposición. Clic para tuitear

 

Razones por las que volver a preparar una oposición que has suspendido

 

Una vez que te hayas dado cuenta de todo lo ocurrido, si lo has hecho siendo completamente sincero, sin poner excusas y sin juzgarte, es el momento de plantearte volver a presentarte.

 

Te conoces mucho mejor

 

Ya sabes cómo reaccionas ante una carrera de fondo, como es, la oposición. Has valorado tus puntos débiles y puedes solucionarlos aplicando la sinceridad y la lógica. Si lo que te ha sobrepasado ha sido la ansiedad, aplica técnicas de respiración, de control emocional, etc.

Sin embargo, si has sido demasiado perfeccionista, es lógico que ahora te intentes relajar más.

 

Has aprendido la mayor parte del temario

 

Es un punto enorme a tu favor, ya que no vas a empezar de nuevas, sino que vas a estudiar lo ya estudiado.

Así tendrás más tiempo para repasar, para tu ocio y para tomarte la oposición de una forma más relajada.

 

Mejorarás tu planificación

 

Puedes adecuar mejor las horas de estudio a tu agenda y planificar con mucho más detalle.

 

Ya sabes cómo funcionan los exámenes

 

No vas a ir de nuevas al examen, por lo que irás más tranquilo y con mayor confianza.

 

Tendrás una mayor motivación

 

Puede parecerte contradictorio, sin embargo, la motivación será mayor ya que has pasado lo peor, ahora solo tienes que dar el último impulso y mirar siempre hacia adelante para conseguir tu plaza.

Esperamos que valores los pros y los contras y que consideres que no es una mala idea volver a preparar una oposición que has suspendido.

NUEVAS PLAZAS 2019

NUEVAS PLAZAS 2019

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS 2018 RPGD

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button Ir al contenido