Seguro que conoces la técnica Pomodoro utilizada por muchos opositores para ser más productivos en breves intervalos de tiempo. Sin embargo, esta técnica no es muy útil para todos. Así es como nació la técnica Flowtime, que recoge todo lo bueno de Pomodoro pero va más allá. Desde Innova, academia de oposiciones en Madrid, te lo queremos explicar.

Muchos detestan la técnica Pomodoro, ya que consistente en centrarse 25 minutos en lo que estás haciendo, descansar 5 y cuando hayas hecho 4 bloques, descansas entre 15 y 20 minutos. ¿Qué ocurre con esto? Que estás en plena productividad, o concentrado totalmente, suena la  alarma y esa concentración se desvanece. Imagina que te pilla haciendo un test o en medio de una prueba de una exposición oral.

 

Técnica Flowtime, la evolución de la técnica Pomodoro

 

¿En qué consiste la técnica Flowtime?

 

Dionatan Moura, gurú brasileño de la productividad, diseñó la técnica del Flowtime. Define este tipo de «flow» como el tiempo en el que estás totalmente centrado en una actividad y en el que vas a aprovechar al máximo tu energía intelectual para realizar una tarea difícil.

tecnica-pomodoroPuede incluso que, al estar tan enfocado en esa actividad, por ejemplo en el estudio, no te des cuenta del tiempo que ha transcurrido.Pero esto no siempre es así, sobre todo cuando te pones a estudiar al final del día, o en tiempos muertos.

Normalmente la concentración es escasa. Si, además, andamos interrumpiendo con alarmas (la técnica Pomodoro) la poca concentración que podamos tener, el estudio no avanza.

Sin embargo, el Flowtime sí que toma de la Pomodoro varias cosas: centrarse solo en lo que estás estudiando  (es decir, evitar la multitarea), hace un seguimiento del tiempo y admite descansos.

 

Características de la técnica Flowtime

 

A diferencia de la Pomodoro, Flowtime tiene un intervalo de tiempo flexible que abarca de los 10 a los 90 minutos. Puedes ampliarlo dependiendo de tu nivel de concentración.

productividad estudio Pomodoro FlowtimeSi pasado este tiempo ves que tu energía cognitiva decae, descansa. Si en cambio ves que puedes seguir estudiando o trabajando algo más, puedes poner una alarma en un intervalo de tiempo de unos 15 minutos.

La pausa debería ser proporcional al tiempo del “flow”, es decir, entre un 10% y un 50% del tiempo que hayas estado trabajando y que veas que puedes restablecer tu foco de atención al máximo. Si estás muy cansado, mayor debe ser la pausa. Aquí tienes que poner una alarma de nuevo para restablecer el tiempo de trabajo, pero si ves que ya no rindes nada, mejor parar del todo o por un largo rato.

Otra opción es que si estás cansado, pero no como para dejarlo por ese día, hagas flowtimes cortos. Esto te permitirá llevar un registro de tiempos de estudio y descanso a diferentes horas del día.

Además tendrás una idea de cuánto tiempo consigues poner el foco en el estudio y cuanto tiempo debes descansar, dependiendo del día y de la hora en la que estudies. No es lo mismo un fin de semana por la mañana que un día de diario después de trabajar.

También dependerá de lo que estés estudiando. No rendirás lo mismo haciendo test que leyendo un tema o haciendo un esquema del mismo, por ejemplo.

Puedes probar tanto la técnica Pomodoro como la técnica Flowtime y decidir cuál de las dos se adapta mejor a tu método de estudio y al tiempo que puedes estar concentrado en una tarea.

NUEVAS PLAZAS 2020

NUEVAS PLAZAS 2020

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button