FB

Hoy vamos a aclarar algunas dudas sobre lo que es una oposición y un concurso-oposición, las diferencias entre una y otra y algunos ejemplos de cada una de ellas.

Respecto a la oposición, se llevan a cabo unas pruebas objetivas que evalúan la formación y aptitud de los aspirantes. Estas pruebas establecen un orden de preferencia en función de la puntuación que saque cada aspirante.

Y en cuanto al concurso-oposición, además de superar los exámenes o pruebas de oposición, se tiene en cuenta la valoración de unos méritos concretados en la convocatoria que suelen ser de corte académico o profesional.

Por lo tanto, la diferencia principal es que el sistema de oposición se limita sólo a las pruebas selectivas que determine la convocatoria. Mientras que con el sistema de concurso-oposición, además de las pruebas selectivas (ya sea exámenes tipo test, pruebas físicas, etc.), también puntúa la valoración de los méritos. Estos méritos suelen ser: haber desempeñado ya algún tipo de trabajo en la administración correspondiente, es decir, tener experiencia en el puesto de trabajo; titulaciones, cursos realizados, etc. 

 

Oposición

 

Vamos a explicar más detalladamente de qué se trata el proceso de oposición y sus particularidades.diferencias-entre-oposición-y-concurso-de-oposición

En una oposición nos podemos encontrar varias pruebas, ya sean, exámenes, pruebas psicotécnicas, pruebas físicas, entrevistas personales o exámenes médicos que serán puntuados en función de los criterios especificados en la convocatoria.

Cada tipo de oposición, tiene un formato distinto de examen, pueden ser preguntas para desarrollar un tema, preguntas con respuestas cortas, ejercicio tipo test, cuestionario de preguntas con respuestas múltiples, resolución de casos o supuestos prácticos por escrito.

Algunas oposiciones tienen además pruebas psicotécnicas. Éstas sirven para evaluar el perfil psicológico y las aptitudes cognitivas. Mediante ejercicios comunes relacionados con las capacidades lingüísticas, las aptitudes numéricas, la creatividad, el razonamiento abstracto, la concentración o la percepción.

También hay otras oposiciones en las que hay que superar pruebas físicas. Estas son obligatorias para las oposiciones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el funcionario de prisiones.

Y aunque no hay unanimidad y cada región o comunidad autónoma señala unas pruebas, las más habituales son, carrera de velocidad o resistencia, fuerza del tren superior e inferior, adaptación al medio acuático y pruebas de flexibilidad y equilibrio.

Las oposiciones de administrativo y auxiliar administrativo tienen unas pruebas de informática y mecanografía que evalúan la rapidez y manejo del teclado, programas y aplicaciones informáticas u otras aptitudes técnicas que se necesiten para el puesto.

 

Concurso-oposición

 

En el Concurso-Oposición, además de realizar las pruebas o exámenes que hemos explicado anteriormente, las cuales se deben superar, se tienen en cuenta los méritos. Estos serán valorados en la fase de concurso de acuerdo con un baremo estipulado en las bases de cada convocatoria.

Los méritos que normalmente se tienen en cuenta, son cursos de formación, titulaciones, idiomas y experiencia profesional en el puesto de trabajo por el que estamos opositando.

En cuanto al conocimiento de idiomas, a veces, son pruebas voluntarias para subir nota o evaluar lenguas cooficiales de determinadas comunidades, como el valenciano, euskera, gallego o catalán.

No obstante, si se posee un certificado que acredite el nivel de idioma exigido en la convocatoria, no es necesario realizar esta prueba.

La puntuación final será la suma de la fase de oposición y la valoración de los méritos en la fase de concurso.

En conclusión, para ser funcionario tienes que pasar unas pruebas selectivas. Si en tu caso es sólo oposición, consistirá aprobar un examen. Si por el contrario es concurso-oposición, además de ese examen se valoran los méritos. Estos méritos pueden ser: titulaciones, experiencia laboral, tener el carnet de conducir, cursos específicos, etc.

Un ejemplo de oposición sería el caso de Ayudante de Instituciones Penitenciarias o Auxiliar Administrativo del Estado.

Y concurso-oposición son las oposiciones del SERMAS o las de Correos porque incluyen la valoración de méritos.

 

Cómo prepararte según tu tipo de oposición

 

En primer lugar, deberás tener claro qué tipo de oposición es a la que te vas a presentar. Tanto si es oposición como si es concurso-oposición, tendrás que contar con un buen preparador o con un centro o academia como la de Innova.diferencias-entre-oposición-y-concurso-de-oposición

En Centro Innova contamos con una dilatada experiencia en la preparación de numerosos procesos selectivos, que consta de un gran equipo profesional de docentes, y un temario totalmente actualizado. Novedosos métodos de estudio y un personal docente y no docente que te resolverán todas las dudas siempre que lo necesites. Además, cuentan con diferentes grupos y horarios por lo que hay bastante flexibilidad.

Centrándonos en el examen, tendrás que controlar muy bien el temario y conocer si el tipo de examen es tipo test, de desarrollo, casos prácticos, de preguntas cortas, oral…para cada uno de ellos podrás utilizar diferentes recursos.

  • Tipo test: Deberás entender a la perfección la estructura de leyes, memorizar cada detalle, tener el contenido en esquemas, hacer simulacros de examen lo más parecido a la realidad y una recomendación es apuntar en tarjetas los fallos que hayáis cometido al hacer los simulacros.
  • Examen de desarrollo: Es recomendable hacer un buen resumen y un esquema propio, estudiar el tema y estudiar y practicar el esquema. Cuando nos sabemos el tema, es bueno desarrollarlo para coger velocidad y soltura en la escritura y controlar el tiempo que tardamos en plasmar nuestro conocimiento.
  • Examen oral: Siempre suele dar un poco más de respeto los exámenes orales y es importante para ir cogiendo soltura, practicar técnicas de oratoria, es decir, entonación, dicción, volumen, comunicación no verbal…además para prepararlo bien es recomendable hacer un resumen y un buen esquema, decir el tema en voz alta frente a un espejo o grabándonos unas 10 veces mínimo.
  • Examen de preguntas cortas: Extraer el contenido importante en folios, tener buenos apuntes esquematizados.

A toda esta preparación, debes añadir, si a lo que te presentas es concurso-oposición, los méritos que soliciten, ya sean cursos, titulación, experiencia, todo ello debidamente compulsado.

 

Prepárate en Centro Innova

 

Esperamos con este post haber resuelto tus dudas sobre la diferencia entre los dos procesos selectivos.

De todas formas, si quieres cualquier otro tipo de información sobre oposiciones, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Innova, expertos en la preparación de oposiciones estaremos encantados de ofrecértela.

Infórmate Gratis y sin Compromiso

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS - RGPD

 

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

¡Muchas gracias! Uno de nuestros asesores te informará muy pronto.

Call Now Button