El temario de una oposición entraña cierta dificultad debido a su extensión. Por eso es importante saber cómo estudiar una oposición y cómo organizarnos. La primera toma de contacto deberá basarse en mantener la calma y no pretender memorizar todo desde el primer instante. Además, las primeras lecturas deberán ser de comprensión, especialmente en temas complejos, y de subrayado. Por lo tanto, necesitaremos de varias lecturas antes de comenzar la profundización del tema.

Dicha profundización del tema, consistirá en trabajarlo a través de subrayado, anotaciones, esquemas, anotar datos concretos aparte etc., antes de adentrarnos en la memorización. Cada persona y oposición es un caso concreto, por lo que esta parte deberá adaptarse a las necesidades de cada uno con el fin de cubrirla.

 

Cómo estudiar una oposición

 

En temas excesivamente largos, es conveniente dividir cada uno en diferentes partes, como por ejemplo puede ocurrir con el tema que abarca la Ley de Contratos del Sector Público.como estudiar una oposicion

Una vez realizadas estas fases, comprendido y trabajado el tema, ya podremos adentrarnos en memorizar. Aunque no sepas cómo estudiar una oposición este es, sin duda, el primer paso.  Requiere de tiempo y es un proceso lento, por lo tanto, la paciencia vuelve a jugar un papel decisivo como en todo el proceso de opositar. Cuanto más completas sean las dos primeras fases, más fácil y sencillo resultará memorizar el temario. Conviene, por lo tanto, no tener prisa por llegar a este último punto, puesto que trabajar la comprensión, subrayar y tener el temario trabajado facilitará mucho las cosas.

Cuando hayas memorizado lo suficiente, conviene repasar los aprendido a través de tests, los cuales se acabarán convirtiendo en otro recurso más, que sin ser el fundamental, complementen nuestro estudio. Podrás rehacerlos y reutilizarlos, servirán de apoyo para identificar cuestiones concretas en el temario, y harán, en definitiva, un papel similar de ayuda al estudio como el que pueden hacer, por ejemplo, los esquemas que vayamos elaborando. Además, nos ayudarán a saber cómo llevamos el estudio del tema en cuestión y a ver posibles cuestiones concretas en las que podamos estar fallando, como por ejemplo el estudio de plazos, principios, etc.

En definitiva, en todos los temas es recomendable seguir estas indicaciones y, muy especialmente, en los más densos, extensos y complejos. Hay que tener presente que no existen atajos ni fórmulas mágicas, solo trabajo y paciencia.

NUEVAS PLAZAS 2019

NUEVAS PLAZAS 2019

Cómo afrontar el estudio de una oposición
5 (100%) 22 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button