Buena semana a todos.

Hoy es San Isidro, y estoy aquí metida en la cueva.

Sinceramente, estos días de fin de semana y fiesta me descolocan bastante.

Me apetecería estar dando una vuelta, o haber ido a  algún concierto estos días o, simplemente, ver a mis amigos.

Tener una conversación interesante más allá del trabajo y de cómo lo llevo con las opos de vez en cuando se agradece mucho. 

Lo tenía preparado: no salí el fin de semana y lo dediqué a ampliar el tiempo de estudio para poder tener más tiempo para acabar ayer con unos trabajos pendientes y, así, tener hoy el día libre…

Todo perfecto.

tiempo libre opositando

Ha llegado la hora de salir y me he pedido sofá y libro. 

Pensar en que me tenía que desplazar a cualquier sitio de Madrid me ha dado la mayor pereza del mundo.

Así que aquí estoy, en el sofá y, como me ha dado cargo de conciencia, a la media hora de estar haciendo nada, he cogido el temario y me he puesto a repasar.

Solo repasar, porque hoy estoy totalmente incapacitada para hacer nada más.

Ayer me veía todo el verano en el mismo plan y me ha dado por pensar que necesito desconectar de todo una temporada (incluidas las oposiciones).

Luego he pensado que mejor no. Además me están ayudando muchísimo en la academia de preparación de oposiciones Innova y solo por ellos merece la pena pensarlo dos veces.

La maldición del freelance opositor

Estoy en una etapa que no tengo muy claro si trabajar menos, comer menos y dedicarme a las oposiciones más.

O trabajar al ritmo imposible que estoy llevando ahora y estudiar cuando pueda  y salir más.

El caso es que me paso los días recluida delante del ordenador y lo de la vida social ya no me acuerdo qué es.

Es lo que tiene ser freelance, debes aprovechar todos los trabajos que te salgan porque mañana, igual no tienes ninguno.

tiempo libre opositando

Entonces sí que puedes estudiar y alimentarte del aire mientras tanto.

Ser freelance también consiste en  que se da por supuesto que puedes trabajar de lunes a domingo y estar disponible las 24 horas.

Y es entonces cuando pienso en que debo estudiar más para poder optar a una plaza de un trabajo fijo.

Pienso en lo importante que es no tener esos sobresaltos por si hoy te dicen que ya no te necesitan en el proyecto.

Pero lo más importante para mí es, sobre todo, tener tiempo libre para poder hacer lo que realmente me gusta.

O de tirarme en el sofá sin ningún tipo de remordimientos un día de fiesta.

Eso sí que es impagable.

Tiempo libre opositando: lo impagable
Valora a Innova

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies