El verano puede ser una época perfecta para empezar a estudiar una oposición, sobre todo si estás de vacaciones. El primer mes de estudio de una oposición va a servir de ensayo para ver si puedes sobrevivir a opositar y agosto puede resultar ideal para ello. En el post de hoy te damos los tips para afrontar el primer mes de estudio de una oposición.

 

El verano puede ser una época perfecta para empezar a estudiar una oposición. Te contamos por qué. Clic para tuitear

 

 

¿Cómo empezar?

 

Voy a estudiar una oposición

 

Enhorabuena, ya has pensado que te quieres presentar a una oposición. Es un buen paso.

Pero no te quedes solo en ese pensamiento. Sigue adelante. Sobrevivir a opositar el primer no consiste solo en quedarse en el pensamiento de hacerlo.

 

Elige bien

 

Si continúas avanzando comenzarás a buscar la oposición que más te convenga.

Este paso es muy importante. Elegir la oposición que mejor se adapte a ti será primordial, ya que te ayudará a no abandonar. Si estudias algo que te gusta o que ya conoces se te hará menos cuesta arriba, sobre todo el primer  mes.

 

Prepárate para comenzar

 

Ya has pensado cuál es la oposición que quieres estudiar. Es entonces cuando comparas los temarios, eliges uno, piensas si buscas una academia, si estudias solo, o si buscas preparador.

 

Sobrevivir a opositar

 

Pocas personas de las que piensan que van a estudiar una oposición llegan hasta este punto.

Es entonces cuando empieza lo más complicado, que es empezar a estudiar y mantener el estudio para sobrevivir a opositar hasta el final.

Pero para ello es necesario pasar la prueba de fuego que supone el primer mes de estudio.

 

 

Tips para afrontar el primer mes de estudio de una oposición

 

Vas a empezar a estudiar y el primer mes es como un laboratorio de pruebas. Tómatelo de este modo, porque es la manera de que continúes con éxito.

sobrevivir a opositar

Sé realista

 

Tus circunstancias pueden ser varias. Puede que vivas con tus padres, no trabajes o que estés en el lado opuesto y que estés trabajando y, además, tengas familia de la que ocuparte.

También se puede dar otro tipo de circunstancia: que estés acostumbrado a estudiar, o que hace tiempo no lo hayas hecho y hayas perdido el hábito de estudio.

Es evidente que las horas que vayas a estudiar dependerán en gran medida de ello.

 

¿Cuánto tiempo tienes?

 

Al hilo de ser realista, tienes que sentarte y ver exactamente el tiempo que tienes. Puedes tener todo el día o solo una hora. En un papel o en una agenda mira cuántos bloques de tiempo puedes hacer.

  • Horas que le dedicas al trabajo, con sus desplazamientos incluidos.
  • El tiempo que le tienes que dedicar a tu familia.
  • El tiempo que te tienes que dedicar a ti (es innegociable).
  • El tiempo que le puedes dedicar al estudio.

 

Empieza poco a poco

 

Una vez que sabes cuánto tiempo le puedes dedicar, para poder sobrevivir a opositar, el primer mes tómatelo de prueba. Pongamos que le puedes dedicar ocho horas, pero hace mucho que no estudias. Si empiezas así, no vas a llegar ni a la tercera semana sin haber tenido ganas de no seguir estudiando.

Te proponemos que el primer mes te tomes dos horas al día.

Si además empiezas en agosto y estás de vacaciones, no va a ser tan traumático como plantearte encerrarte en casa a estudiar desde el primer día y quedarte sin vacaciones.

 

La mejor hora para estudiar

 

Imaginemos que dedicas dos horas al día. Tienes que valorar cuáles son las mejores para ti. Si puedes a primera hora de la mañana sería lo mejor, ya que vas a tener el resto del día libre.

Además, te vas a levantar descansado y te va a dar menos pereza que ponerte a estudiar por la tarde con todo el calor o todo el cansancio acumulado del día. Si no pudieras, siempre busca las dos primeras horas que queden libres de tus bloques de tiempo.

Imagina que sales de trabajar a las 3, llegas a las 4 a casa, comes, te echas una siesta de media hora. De 6 a 8 de la tarde sería la mejor hora, ya que luego te va a dejar un rato libre para ti y no estarás tan cansado.

 

 

Incorpora nuevos hábitos

 

Estás de vacaciones y has decidido que vas a levantarte antes para estudiar. Es la mejor hora, no hace tanto calor y luego tienes el resto del día libre. Perfecto.

Ahora bien, si decides que te vas a levantar a las 8, desayunas y estudias de 8:30 a 10:30, pero te cuesta dormir por las noches y te dan las 4 de la mañana sin pegar ojo, o has salido y has llegado tarde, o cualquier otra cosa, mejor cambia la hora de estudio.

Es importantísimo que empieces relajado el estudio y con buenos hábitos de sueño y alimenticios.

Y si quieres levantarte a las 8, entonces tienes que crear nuevos hábitos: irte antes a dormir, no salir hasta altas horas de la noche, etc.

Date cuenta que una vez que generes el hábito es mejor no perderlo.

Es decir, si estás de vacaciones y decides estudiar a las 8 de la mañana, pero en invierno no vas a poder hasta las 8 de la tarde, tendrás que cambiar el hábito de estudio y tendrás que contar con ello.

 

Piensa que puedes

 

Desde el primer momento piensa que puedes sobrevivir a opositar , porque de lo contrario tú mismo te buscarás mil excusas para autosabotearte y al final, evidentemente, no podrás.

 

¿Puedes cumplir con lo planificado?

 

sobrevivir a opositarUna vez que sepas el tiempo que le puedes dedicar, planifica este primer mes con las dos horas de estudio diarias.

Deja un día de descanso, porque es lo que, al menos, tendrás que descansar en el futuro.

A no ser que dejes todo para el final, te pongas a estudiar 12 horas al día, y claro está, no apruebes.

Al final de la semana repasa lo que has hecho.

¿Has cumplido con lo previsto? Si lo has cumplido, estupendo. Si no has llegado a hacer todo lo que tenías planificado, es hora de revisar en dónde ha estado el fallo.

Estudiar sin improvisar va a ser la mejor receta para que puedas sacar adelante tus oposiciones. En este post te contamos cómo.

 

Detecta dónde has fallado

 

El primer mes de estudio está para esto precisamente, para fallar. Así que es lo más lógico que te puede pasar.

Es posible que no sepas calcular bien los tiempos que te va a llevar estudiar un tema (también depende de la complejidad o lo largo que sea). Es posible que te duermas dos o tres días a la semana y no cumplas con el horario establecido.

Si te ocurre esto ya sabes que lo debes variar. Todavía no has acertado con la mejor técnica de estudio que se adapta a ti.

Puede haber mil motivos por los que no cumplas con la planificación. No pasa nada si lo detectas y lo corriges.

Apunta todo en lo que crees que has fallado y anota también cómo crees que puedes corregirlo o qué vas a hacer para corregirlo.

 

No te juzgues ni castigues

 

Y como no pasa nada, no es necesario que te autocastigues ni que tengas un diálogo interno en el que te digas a ti mismo que no hay nadie más vago, más tonto o más lo que se te ocurra decirte. Esto está prohibidísimo. Eres capaz y puedes sacar tu plaza. Y eres capaz de fallar sin juzgarte. Porque lo que ocurre es que estás aprendiendo a hacer algo que no habías hecho antes, y es estudiar una oposición.

Sí, has estudiado mucho a lo largo de tu vida y has hecho un montón de exámenes. Pero una oposición es una larga carrera y tienes que  aprender a tener recursos para enfrentarte a ella.

 

Mantén tu fuerza de voluntad

 

Sigue adelante, manteniendo tu fuerza de voluntad. Si afrontas el primer mes de estudio de la oposición con la certeza de que vas a poder sobrevivir a opositar y no va a poder la oposición contigo, llevarás ganado mucho.

Ten en cuenta que la fuerza de voluntad se mantiene cuando los hábitos de estudio funcionan y vas viendo los resultados.

 

Adquirir el hábito de estudio lleva tiempo, no decaigas y mantén intacta tu fuerza de voluntad. Clic para tuitear

 

Y los hábitos llevan su tiempo adquirirlos. Mientras tanto, lo que tienes que hacer es estar plenamente motivado y verás los resultados pronto. De este modo, tu fuerza de voluntad será inalterable.

Así que, ya sabes, si comienzas ahora a preparar tu oposición, tómate el primer mes con calma, y como fase experimental para que los meses que te quedan de estudio por delante sean un  gran éxito.

 

NUEVAS PLAZAS 2019

NUEVAS PLAZAS 2019

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS 2018 RPGD

 

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button Ir al contenido