Rebaja el nivel de estrés si estás trabajando y estudiando oposiciones

Muchos opositores tienen que compaginar su estudio con el trabajo. Así que el tiempo de estudio se reduce y la carga de estrés, presión y esfuerzo puede acarrear sobrecarga física y psicológica.

Además, si tienes cargas familiares, la cosa se complica aún más.

En estas circunstancias, el tiempo realmente va a ser oro.

 

Algunas recomendaciones

Mantén la calma

Ante todo, tómatelo con mucha calma y piensa que muchos antes que tú en tus mismas (o peores) circunstancias lo han conseguido.

Lo que primeramente debes contemplar es que la oposición a la que te vas a presentar sea viable, y le puedas dedicar tiempo. Elige bien la oposición, no te presentes a lo loco, porque esto te desgastará.

Ten por seguro que va a merecer la pena el esfuerzo. Si estás opositando a pesar de tener trabajo, es que este no es del todo lo que esperabas o no te da la estabilidad que necesitas.

rebaja estrés trabajo oposicionesPor lo que la meta de ser funcionario es lo que te va a motivar a sacar adelante tus oposiciones.

Y más si trabajas de jornada partida, solo con pensar en el sueldo, la jornada laboral, los días de asuntos propios, moscosos, reducción de jornada, permisos de maternidad y paternidad… la motivación llega sola.

Si tu trabajo es medianamente estable, también puedes verlo por el lado bueno, no te urge sacarte una plaza y darte la paliza a estudiar todo en 6 meses.

 

Esto hará que abandones, mejor tomártelo con calma, si te lo puedes permitir, y dedicarle más tiempo para no quemarte y obtener tu plaza.

 

Controla el estrés

A primera vista parece que te vas a sobrecargar con muchas cosas.

rebaja estrés trabajo oposiciones

Y es verdad. Si tienes familia, tienes que atenderla, sin embargo también te pueden ayudar.

Si vives solo y trabajas, no tienes personas que dependan de ti, pero no tendrás ayuda.

El tener una presión psicológica grande, hace que no  puedas estudiar con claridad. Para minimizar esta presión puedes hacer varias cosas:

-Antes de ponerte a preparar las oposiciones, o incluso cuando veas que lo necesites, tómate unos días de descanso.

Es mejor que “pierdas” una semana que no que vayas arrastrando cansancio, ansiedad y confusión todos los días y que no rindas en los estudios.

 

Haz lo que veas que te preocupa que estás dejando de lado por estudiar: médicos, reuniones, o simplemente descansa unos días.

-Tómate en serio meditar o hacer ejercicios de respiración todos los días. No es una pérdida de tiempo.

rebaja estrés trabajo oposiciones

Cuando lo controles, podrás aplicarlo sin dificultad para parar la ansiedad en los momentos en que más desbordado estés.

 

 

 

 

Planifica

Siempre decimos lo mismo, pero es cierto. Una buena planificación es la base para que no te desborde todo lo que tienes que hacer.

-Planifica tanto tus asuntos de vida laboral, personal y de estudios. Incluso los más mínimos de tu vida diaria.

-Para los estudios ve marcando objetivos a corto plazo y que sean alcanzables.

-Organiza tu horario de estudio.

Esto es lo más complicado, es donde vas a tener que jugar al Tetris con el trabajo y la familia. O con el trabajo y tus amigos, en caso de que no tengas cargas familiares.

Porque no debes olvidarte de que tu vida personal no la puedes anular, ya que si te encierras solo a estudiar, así que sí aparecerá es estrés.

Al menos los fines de semana debes reservar un espacio para ti y otro para tu familia o amigos.

 

Pide ayuda, no pasa nada

Ponte de acuerdo con tu pareja o con tu familia para que te ayuden y puedas repartir las cargas familiares o que te echen una mano en tus tareas personales diarias.

rebaja estrés trabajo oposiciones

Así que pide a tu pareja que lleve a los niños al parque el sábado, o a tus amigos que no te llamen todos los días, pero que no dejen de llamarte si hay un plan imprescindible.

O a tus padres, si pueden echarte una mano en tareas del día a día. 

 

 

Ellos entenderán que estás estudiando para mejorar tu vida y esto les repercutirá favorablemente en ellos.

Eso sí, no se lo pagues con estrés y malhumor. Dedícales luego tu tiempo con el mejor humor del mundo.

 

Algunas formas de aprovechar el tiempo

Si te das cuenta, pasamos mucho tiempo en el transporte, esperando una cola, en el supermercado, en el coche esperando que los niños salgan del cole…

Todos estos tiempos muertos los puedes aprovechar.

Puedes hacerlo o bien para relajarte, o bien para estudiar. O una combinación de ambas sería lo perfecto.

-Graba los temas o los resúmenes en MP3 para poder escucharlos en el coche, en el transporte público, mientras caminas, o mientras haces la compra en el supermercado.

-Lleva, en papel o en el móvil, flash card o mapas mentales que puedas repasar rápidamente en tiempos más cortos.

– Sube a la nube documentos más amplios que puedas consultar cuando tengas más tiempo desde el móvil o tablet.

-En el trabajo puedes aprovechar los descansos para comer o los descansos más cortos para darle un repaso, sobre todo cuando está más próximo el examen.

Pero también es importante que, al menos, los descansos más cortos en el trabajo, los  aproveches para socializar con tus compañeros, ya que si estás en el trabajo estudiando, no vas a separar ambos mundos y te puede producir más ansiedad.

-Puedes quedar con algún amigo para tomarte algo, pero antes, pídele que aguante con paciencia el que le cantes un tema como si él fuera el tribunal.

rebaja estrés trabajo oposiciones

Esto te vendrá bien porque tu amigo podrá decirte los fallos que ve en cuanto a muletillas, tics, posturas, entonación, etc. que también son muy importantes delante de un tribunal, además de los errores que hayas podido cometer respecto al tema.

Y luego te puedes ir a dar una vuelta.

 

Practica

-Haz simulaciones de exámenes lo más frecuentemente que puedas.

Así verás cómo es el tipo de examen y te dará pistas sobre la información que debes memorizar, con lo cual ahorrarás mucho tiempo.

-Repasa con asiduidad las preguntas que hayas fallado o las que tengas dudas.

Si son temas a desarrollar, divídelos en partes y valora el grado de dificultad que tiene para ti cada parte de las que has dividido el tema.

Así podrás hacer mayor hincapié en las que consideras más difíciles.

 

Encuentra tu técnica de estudio

Es cierto que hay diversas técnicas de estudio, pero no todas valen para todas las oposiciones y no todas pueden resultar efectivas para todo el mundo.

Así que es mejor que al principio de ponerte a estudiar la oposición pruebes con diversas técnicas y que elijas la que más efectiva te resulte.

Una vez te hayas acostumbrado a ella, será más fácil meterte de lleno en el estudio.

Siempre puedes ir mejorando la técnica compatibilizándola con otras, pero lo que sí que te recomendamos es que no hagas experimentos cuando el examen esté próximo.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button Ir al contenido