Hábitos para mejorar tu memoria

Si te has planteado empezar a estudiar unas oposiciones y hace tiempo que no estudias, es probable que pienses que ya no estás entrenado para estudiar.  Introduciendo sencillos hábitos en tu día a día puedes mejorar tu memoria notablemente.

Pon tu cerebro en forma

Si cuidamos las funciones cognitivas de nuestro cerebro tendremos mayor capacidad de potenciar nuestra memoria para que asimile y recuerde datos.

hábitos mejorar memoria Tanto para mejorar la capacidad de estudio como para retrasar el deterioro de nuestro cerebro, deberemos entrenarlo.

Lo más importante es crear el hábito. Una vez establecido este hábito, nuestra memoria se verá fortalecida.

El ejercitar el cerebro y, por consiguiente, la memoria, es vital, aunque no seas estudiante ni estés opositando o trabajando, ya que retrasarás el envejecimiento celular.

Si no hicieras esto te darás cuenta de que serás capaz de memorizar menos datos y podrás observar que habilidades que hace tiempo tenías, están mermadas.

Cómo reforzar la memoria

Mejorar la memoria no solo es cuestión de utilizar métodos mnemotécnicos o de intentar aprender un temario por repetición.

Hay muchos hábitos que repercuten en nuestro organismo y en nuestro cerebro y que podemos o bien cambiar o bien empezar a practicarlos.

Te aseguramos que, con perseverancia, notarás una notable mejoría en tu memoria.

Come sano

Una dieta sana y equilibrada hará que tu organismo y tu cerebro rindan más.

También debes plantearte que estudiar una oposición va a suponer pasar muchas horas sentado, lo que te puede llevar a engordar si no llevas una buena dieta.

Por lo tanto deberás desterrar las grasas, los snacks, la bollería, el alcohol, etc. y consumir más frutas y verduras, así como moderar el consumo de carnes procesadas.

La dieta mediterránea, es una de las mejores opciones que puedes seguir.

Haz deporte

Además de que es recomendable para todo el mundo practicar deporte, para un opositor va a tener muchos beneficios.

Como te pasarás mucho tiempo sentado, y con posturas fijas mucho tiempo, necesitarás moverte, estirarte, y hacer deporte, o incluso andar al menos 20 minutos al día, es uno de los mejores hábitos que vas a crear.

El ejercicio libera endorfinas, aliviando el estrés, proporcionándote bienestar  y fortaleciendo la memoria, además de mantener a raya los kilos de más.

Controla el estrés

Procura mantenerte lejos de las cosas o situaciones que te produzcan estrés.

Estudiar una oposición puede producir mucho estrés y ansiedad si no se saben controlar desde el momento en que empiezas a estudiar.

Por ello practicar yoga o Mindfulness, así como ejercicios de control de respiración pueden resultarte muy beneficioso.

Mantén el contacto con otras personas

Cuando se está estudiando es muy normal que se tienda a que la vida se reduzca a estudiar (o trabajar y estudiar) y descansar para seguir con lo mismo al día siguiente.

hábitos mejorar memoria Meterte en este bucle te puede resultar muy perjudicial, puede conllevar, además del aislamiento social, depresión, estrés, falta de concentración, aburrimiento… y te puede llevar a abandonar el estudio.

Conversar con tu familia, con tus amigos, de cosas diferentes a las que te absorben durante el día, salir, ver la luz, etc., va a beneficiar a tu cerebro porque estará activo recordando otros datos y a tu organismo porque le liberarás de mucho estrés y de mucha carga emocional contenida.

Cambia tus rutinas

Introduce cambios en tu día a día.

Si vas a trabajar o a estudiar a la biblioteca, cambia el medio de transporte, o vete por un camino diferente.

Introduce alguna actividad nueva en la medida de lo posible en tu día a día.

Practica un nuevo deporte, aprende un idioma nuevo…

En la medida de lo posible, sobre todo con el tiempo libre que tengas, descubre nuevas actividades que mantengan alerta a tu cerebro y lo saquen de la rutina.

Leer es un  placer, y además fortalece la memoria

Estarás estimulando a tu cerebro con historias nuevas, liberarás el estrés y te evadirás de las oposiciones.

Además, leyendo en papel el contenido de lo que estás leyendo se fija mejor en tu memoria.

Y si después de leer el libro lo comentas con otras personas, tendrás que ejercitar tu memoria para recordar. A la vez que socializas.

Recuerda todo lo posible

Con las nuevas tecnologías nuestra memoria se ha ido debilitando.

La cantidad de información que procesamos al día es inmensa y muchas veces se hace difícil retener todo.

Por lo tanto solo estamos habituándonos a que todo sea a corto plazo, y a que si no nos acordamos de nada ahí está Google para solucionarlo.

Por cierto, deberías dejar de consultar Google y Wikipedia para todo. Y si lo haces, después esfuérzate por recordar los datos que has leído para aprenderlos.

Pero con una oposición  la memoria y el recuerdo tiene que ser a largo plazo y por mucho Google que exista no nos va a valer a la hora del examen.

Así que deberías ponerte a hacer ejercicios para que lo que hayas estudiado se quede fijado en tu memoria.

Si no eres nativo digital, habrás observado que recuerdas muchas cosas que aprendiste de pequeño.

Algunas te obligaban a aprenderlas de memoria, otras veces te mandaban en el colegio, el instituto o la universidad hacer trabajos para los que había que utilizar la enciclopedia y otros libros de consulta.

¿A que recuerdas mucho mejor eso que lo que hiciste hace una semana?

hábitos mejorar memoria

Un buen ejercicio es intentar recordar todas tus citas, si necesidad de apuntarlas en el calendario de tu móvil o en tu agenda.

Puedes ponerte tus propios ejercicios, por ejemplo, intenta recordar números de teléfono, nombres de personas, países, montañas, todo eso que hacíamos antes de tener Internet y  un apéndice rectangular en nuestra mano.

Otro ejercicio que puedes hacer es quedar con un amigo de la infancia y recordar anécdotas.

O escríbelas. Al escribir y estar solo tu cerebro hace un mayor esfuerzo por recordar.

Fíjate en los  pequeños detalles

Un ejercicio fácil que puedes hacer es ir a una habitación de tu casa, obsérvala por unos minutos, sal de ella, cierra los ojos un minuto y después escribe todas las cosas que recuerdes haber visto en ella.

Después repite el ejercicio en la calle, en tu oficina, en lugares que no sean tan conocidos por ti.

Tu concentración mejorará y estarás desarrollando también tu memoria fotográfica.

 

Hábitos para mejorar tu memoria
5 (100%) 1 voto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies