Los próximos 28 de marzo y 25 de abril de 2020 serán los exámenes Hacienda Pública para conseguir una de las 400 plazas recién convocadas. Tal y como ha anunciado la Agencia Tributaria, estas fechas por el momento son provisionales, aunque por lo general, suelen ser las acertadas. Pero, ¿en qué consisten estas pruebas? Descúbrelo con Innova, academia de oposiciones en Madrid y toma estos consejos básicos para que entiendas el funcionamiento de este tipo de examen.

 

Se prevé que el 28 de marzo y 25 de abril de 2020 sean los exámenes de Agentes de la Hacienda Pública Clic para tuitear

 

Así son los exámenes Hacienda Pública

 

examenes-hacienda-publicaLos opositores tienen que presentarse a dos pruebas. La primera, aquella que se celebrará el 28 de marzo tiene un carácter teórico y versará sobre los temas que componen la oposición.

Este examen consiste en responder a 100 preguntas tipo test. Estas preguntas se componen de cuatro respuestas alternativas, y sólo una de ellas es la válida. Por lo que, para aquellos que les resulta más fácil redactar, tendrán que analizar cómo se desenvuelven con estas preguntas ya que disponen de 60 minutos para responder.

La segunda prueba tiene un carácter teórico-práctico sobre la parte «Organización de la Hacienda Pública y Derecho Tributario». A diferencia de la primera prueba, en está tendrás que redactar de la forma más clara y correcta posible. Además la respuesta ha de estar estructurada, con sentido y contextualizada. Si, por el contrario, redactar no es lo tuyo, tendrás que dar un repaso a este tipo de examen.

Como puedes ver, ambas pruebas tienen sus pros y sus contras. Pero no queremos que te desanimes porque alguna te cueste más que otra. Así que, vamos a lo importante: cómo superar los exámenes Hacienda Pública del Estado.

 

Aprueba los exámenes de Agente de la Hacienda Pública

 

Por un lado tendrás que enfrentarte a un tipo test con un tiempo reducido y, por otro, un examen escrito. Entonces tienes que analizar muy bien cada uno de los pasos que deberás dar para conseguir el aprobado y, cómo no, tu plaza.

 

Examen tipo test

 

Para responder bien a un examen tipo test tienes que tener las ideas muy claras. A diferencia de redactar, no puedes alargar la respuesta y no puedes poner a prueba tu creatividad. Así que, ¿cómo puedes realizar correctamente este examen?

Lo primero que tienes que hacer es leer muy buen las preguntas y las respuestas. Después aplica la lógica. Esto es muy importante para poder entender la pregunta. Por lo general, y a primera vista, podemos pensar que las preguntas tipo test están para “pillar”. Pero, si te detienes y te fijas en cada uno de los detalles de esta (comas, adjetivos, exclamaciones, interrogativos, preposiciones…) podrás darte cuenta qué es lo que pide exactamente.

Entonces, subraya cada una de las palabras que creas que puedan ayudarte a descubrir la respuesta (palabras clave) y, busca las soluciones en tu cabeza. Después vuelve a leer las respuestas y selecciona la que creas correcta.

Este examen es una prueba clara de que entiendes los conceptos. Si memorizas y te encuentras con una pregunta difícil, puede que respondas de forma incorrecta. Ahora bien, si entiendes el temario, por muy poco que sea, podrás escoger la respuesta más acertada.

 

Para los exámenes tipo test aplica la lógica y para los de desarrollo, usa los esquemas como guía. Clic para tuitear

 

Examen práctico-teórico

 

Esta prueba es bastante larga. Pero aquí te damos 4 claves que te ayudarán a realizar un examen correcto y bien redactado.

Primero haz un esquema. No empieces a redactar directamente. Elabora un breve esquema con los conceptos que quieras incluir en tu respuesta. A poder ser, hazlo por orden ya que este es muy importante para que tenga coherencia. Verás que con una estructura clara podrás escribir de forma más fluida.

Recuerda que cada texto ha de tener una introducción, un nudo y un desenlace. Empieza con una breve introducción, extiende tus conocimientos en el nudo y no olvides acabar la redacción con un cierre. La lectura ha de ser amena.

Puedes practicar todos los días. Elabora tus propias preguntas o busca en exámenes anteriores y después redacta la introducción, compárala y analiza tus fallos. Haz lo mismo con el resto del texto.

Esto te ayudará a mejorar tu caligrafía, y es que si el texto no se entiende, es probable que el tribunal no pueda corregirlo de forma adecuada. Trabaja las letras y signos que peor se te den.

Además de tener los conceptos claros del temario, para este tipo de examen tienes que conocer aquellos complementarios, es decir, la idea base.

La ortografía es otro punto importante que se tendrá en cuenta para los exámenes hacienda pública 2020. Prueba con escribir textos cortos con las palabras en las que más te equivocas. Con la práctica mejorarás tu ortografía pero además aprenderás a redactar mucho mejor.

Finalmente queremos recordarte que puedes encontrar toda la información, trucos, consejos y curiosidades en nuestro blog. ¿Estás preparado para opositar? Innova te ayuda a despegar y llegar a lo más alto, tu plaza.

NUEVAS PLAZAS 2020

NUEVAS PLAZAS 2020

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button Ir al contenido