Cómo estudiar una oposición sin aburrirse

Estudiar una oposición es un camino duro, trabajoso, y complejo, y puede convertirse en muy tedioso. Sin embargo se puede estudiar una oposición sin aburrirse.

Plantéate el estudio como un reto que puedes ir cumpliendo día a día, haciendo que el aprendizaje sea estimulante.

Evitarás la sensación de estar perdiendo el tiempo, y el estudio será más provechoso y agradable.

Elige  muy bien tu oposición

Es primordial.

Si eliges presentarte a una oposición en la que el temario no te gusta, o es la primera vez que te acercas a esos temas, que pueden ser completamente ajenos a tu formación anterior, es posible que te aburras nada más ver el temario.

O puede ocurrir que te pongas delante de él y le empieces a dar vueltas, o demores el día en el que te vas a tomar el estudio en serio.

Si estás trabajando, más aún. Durante el día acumulas cansancio y tensión, y si el poco tiempo que tienes libre te enfrentas a un temario que no sabes cómo abordar porque te parece tedioso, nunca vas a estudiar.

Por eso es muy importante que contemples bien todas las opciones que tienes, a todas las convocatorias a las que te puedes presentar y que pueden ser las más adecuadas.

estudiar oposición sin aburrirseDebes sopesar, además que tengas tiempo para ellas. Hay temarios que son muy extensos y esto también puede echarte para atrás. 

Puede ocurrir que sea una oposición acorde a lo que has estudiado, pero que estés trabajando y que te plantees estudiarlas a muy largo plazo. Así también puede que te aburras.

Calibra tus conocimientos, el tiempo que puedes emplear en estudiarlas y el ánimo con el que te vas a enfrentar a ellas.

Así como el tipo de examen. Si eres una persona con miedo a hablar en público quizá no sea la mejor opción una oposición en la que tengas que defender tu examen ante un tribunal.

También debes tener en cuenta si vas a estudiar por tu cuenta o en una academia, ya que esta última opción, además de obligarte a estudiar,  hará que tu estudio sea más ameno.

Cuida tu lugar de estudio

El lugar en el que estudies debe estar orientado a hacer que tu concentración no se pierda.

Hay muchos factores que pueden dificultar el estudio: la temperatura ambiente (mucho frío, mucho calor), la iluminación, el ruido,  muchas personas a tu alrededor, una mesa de trabajo caótica, una silla incómoda, llamadas de teléfono, etc.

Planifica

La planificación tanto a largo plazo como a corto plazo debe estar muy bien definida desde el primer momento, antes de ponerte a estudiar.

Debes saber con el tiempo que cuentas y cómo puedes distribuir el temario en ese tiempo.

Márcate objetivos

Cada día debes establecer unos objetivos que puedas cumplir, no te engañes a ti mismo, sería absurdo.

Procura fijar objetivos que puedas ir cumpliendo en plazos cortos, día a día o semana a semana.

Incluso por horas.  Márcate un tiempo de estudio y un objetivo en ese tiempo. Luego descansa y continúa.

Así verás el progreso.

Si lo haces a largo plazo te puedes llegar a aburrir.

Sé creativo

Sí, el estudio no está reñido con la creatividad.

Puedes utilizarla dibujando mapas mentales, jugando con las técnicas mnemotéctincas, haciendo tarjetas o presentaciones.

También puedes imaginarte haciendo el examen y cómo respondes al tema, o exponiendo tu tema delante de un tribunal.

No estudies solo

Estudiar en una academia o con un grupo de estudio, además de hacer que te esfuerces más, es una forma de no perder el contacto social.

estudiar oposición sin aburrirseEl tiempo se pasará más rápido y puedes aprender más ya que la relación con otras personas te hará contemplar varios puntos de vista.

Verás que, al final, merecerá la pena el esfuerzo y tu trabajo se verá recompensado.

¿Por qué no intentarlo?

Call Now Button

¡Muchas gracias! Uno de nuestros asesores te informará muy pronto.