Seguro que este nombre no te suena y no sabes lo importante que puede ser para saber cómo retener información al estudiar tu oposición. Pero ¿a que te suena que te dejen al final de la temporada de una serie con un golpe de efecto que va a mantener tus expectativas hasta la próxima temporada? A esto ahora se le llama efecto Cliffhanger, pero su antecedente es el efecto Zeigarnik que puedes aprovechar para estudiar tus oposiciones.

 

Cómo retener información al estudiar

 

 

Bliuma Zeigárnik

 

Fue una psicóloga lituana que estudió en la Universidad de Berlín en 1927 y considerada como una de las psicólogas experimentales soviéticas más importantes.

En los años 30 trabajó en el Instituto Soviético de Medicina Experimental y a lo largo de la Segunda Guerra Mundial estuvo ayudando al neuropsicólogo ruso Aleksandr Luria a curar heridas cerebrales de los soldados. Años más tarde fue una de las fundadoras del departamento de Psicología de la Universidad Estatal de Moscú.

 

¿Quieres aprender a retener la información? Empieza ya a utilizar el efecto Zeigarnik en la preparación de tus oposiciones. Te contamos en qué consiste. Clic para tuitear

 

El “efecto Zeigárnik”

 

Mientras estudiaba en la Universidad y bajo la supervisión de su profesor, el psicólogo Kurt Lewin, estudiaron el “efecto Zeigarnik” a raíz de un descubrimiento que hizo Bliuma mientras esperaba a su profesor en un café.

Entonces se percató de que los camareros podían recordar sin ninguna dificultad todo lo que pedían los clientes y sin olvidarse nada en las comandas. Sin embargo, una vez que el cliente pagaba la cuenta, el camarero ya no se acordaba de nada. Así que decidió ver por qué ocurría esto.

Empezó a llevar a cabo una teoría denominada “De las tareas acabadas e inacabadas”, pero para ello debía realizar un estudio

Para  llevar a cabo el estudio, les dieron a los voluntarios veinte ejercicios que constaban de tareas fáciles de realizar, como la resolución de un puzle o resolver una adivinanza e incluso algún problema matemático.

cómo retener información al estudiar

Pero en la realización de estas pruebas, alguno de los voluntarios fueron interrumpidos durante diferentes etapas de la prueba.

De este modo, se constató que los participantes que habían sido interrumpidos recordaban mejor las tareas que no habían podido finalizar que los que sí lo habían hecho.

Así nació el “efecto Zeigarnik” que lleva a recordar mejor las tareas inacabadas, y no solo a recordarlo, sino que se tendían a concluirlas en un 90%. Este efecto se ha venido aplicando desde entonces tanto en la educación como en las obras de ficción que ayudan a entender cómo retener información al estudiar.

 

Antecedentes del “efecto Zeigárnik” en la literatura

 

Antes de que Bliuma Zeigárnik llegara a esta conclusión, ya lo habían hecho autores de lo más conocido que publicaban sus obras (los folletines) por capítulos en los periódicos.

En el siglo XIX se originó el folletín en Francia y autores como Dumas, Víctor Hugo, Balzac o Flauvert publicaron algunas de sus grandes obras en este formato. También en Reino Unido lo utilizaron grandes autores, como Stevenson, Salgari, o Dickens. En España uno de los exponentes fue Galdós.

Todos estos autores, sobre todo Dickens, eran interpelados por la calle porque el público quería saber cómo iba a continuar o a terminar una de sus historias. La gente esperaba incluso en los muelles de Nueva York la prensa británica en la que estaban escritas estas historias.

 

Elefecto Zeigárnik” en la literatura, la televisión y la publicidad actual

 

Actualmente, en la literatura se da cada vez más la tendencia a las trilogías y a las sagas. Esto es gracias al efecto que ha causado también el éxito de muchas series televisivas.

Y es aquí donde más podemos notar el “efecto Zeigarnik” pero en este medio se le denomina efecto Cliffhanger (colgar de un acantilado). Es decir, dejar a los personajes al final de un capítulo o de una temporada en una situación extrema que provoca una tensión en el espectador y que le deja con ganas de que concluya.

Series como Lost, Juego de Tronos, etc. han jugado con este efecto totalmente, porque lo que se intenta producir en el espectador es que se hable de esa expectación incluso durante meses hasta que llegue otra temporada y se genere todo un submundo alrededor de ella.

 

Aprovecha el “efecto Zeigarnik” para entender cómo retener información al estudiar

 

Este estudio se ha vuelto a repetir a lo largo de los años en diversas ocasiones para analizar cómo retener información al estudiar y concluyendo siempre con el mismo resultado. La satisfacción que produce terminar lo que se ha empezado es lo que motiva este efecto. Así que las interrupciones programadas pueden ser buenas para el estudio.

Es evidente que de un día para otro haces una pausa más larga. Pero existen otras maneras de hacer pausas y que tu cerebro te siga pidiendo estudiar y que, además, hagas que lo estudiado se fije en tu memoria.

Lo más importante de todo es algo muy obvio, pero es necesario que empieces, para que tengas ganas de acabar los temas o las tareas que te has marcado.

No te pierdas estos trucos para aprender a retener mejor todo lo que estudias en la preparación de tus oposiciones. Clic para tuitear

 

Técnica Pomodoro

 

En este post ya os hablamos de ella. Consiste en hacer pausas cada 25 o 30 minutos y descansar 5 minutos. Y cuando hayas completado 4 bloques, descansas de 15 a 20 minutos.

Lo que conseguirás es, además levantarte de la silla, andar un poco, estirarte y beber agua (todo ello imprescindible para estudiar),que tengas la necesidad de seguir estudiando para completar el tema o la tarea que tienes que terminar. También fijarás en la memoria mejor la información.

Haz descansos, aprenderás

 

Ya te contamos que durante el estudio está funcionando tu pensamiento enfocado. Pero al hacer una pausa un poco larga, tu pensamiento difuso comienza a funcionar, estando tu mente en un mayor estado de creatividad y consolidando la información que tu pensamiento enfocado ha procesado.

Lo que puedes hacer para que tengas más ganas de ponerte a estudiar es que, una vez que hayas leído el tema, hagas cortes para descansos en lugares del tema que te deje a medias, si puede ser, que tengan bastante interés.

 

Sal a pasear

 

Pasear es uno de los mejores hábitos que puedes adoptar si estás estudiando una oposición. Con veinte minutos al día, haces un montón de ejercicio, tus músculos y tu espalda te lo agradecerá, te relajarás y fijarás en la memoria todo lo que has estudiado anteriormente.

 

Practica “inemuri”

 

El “inemuri” es una siestecilla o una cabezadita. Tu productividad aumentará, porque tu mente se relajará, pero sin llegar a la fase de sueño.

Esto te permitirá refrescar y resetear el cerebro pero de forma que no desconectes del todo, por lo que a la vuelta a tu estudio verás que tu concentración mejorará.

Así que tómate el temario como si fuera tu serie favorita, crea expectación haciendo cortes en los lugares en los que sea más interesante el tema y seguro que tienes ganas de acabarlo.

NUEVAS PLAZAS 2020 - 2021

NUEVAS PLAZAS 2020 - 2021

CUMPLIMIENTO LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS 2018 RPGD

Responsable: Centro Innova SL CIF: B87545505
Finalidad: Proporcionar información sobre nuestros servicios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Política de privacidad y RGPD

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button