Hola, me llamo Zoe y, como tú, soy opositora.

     Al fin me decidí y aquí estoy, preparándome unas oposiciones, espero que solo por unos meses. Esto de opositar no es cualquier cosa; no, porque a lo que te lleva es a ser funcionario, que ahora mismo es ser casi un superhéroe. Y esto me ha llevado siempre a preguntarme si un funcionario nace o se hace.

     ¿Sinceramente? Creo que hay personas que nacen siendo funcionarias, pero yo soy de las que siempre ha renegado. Cuando mi madre, una persona con mucho juicio, ya hace muchos años me decía que era una ventaja lo de tener un trabajo estable para toda la vida, a mí se me ponían los pelos como escarpias y me venía a la cabeza la cara de Kafka… mis sueños más bonitos de libertad se convertían en una auténtica pesadilla.

                                                                               preparar oposiciones 2018

     Pues bien, aquí estoy. Y como es algo que no me emociona mucho (más bien nada, lo confieso), he decidido empezar por las supuestamente más “fáciles”,  que son las de auxiliar administrativo.

     ¿Por qué he llegado hasta aquí? Supongo que es  el mismo motivo que os ha llevado a hacer una oposición a la mayoría de vosotros: un sueldo medianamente digno y estar sin el sinvivir de no saber si te renuevan en un trabajo o no y si vas a tener un siguiente trabajo alguna vez, y mejor no te cuento lo de ser autónomo. Sinceramente, no es el sueño de mi vida, pero lo que hay ahora tampoco.

     Actualmente colecciono unos cuantos “minijobs”, con lo que me pongo a estudiar la mayoría de las veces a las 11 de la noche, como pronto, y a esas horas el sueño y el aburrimiento mortal que me produce el temario hacen que no me cunda mucho esto del estudio. Hace poco, estando en un duermevela estudiando a las dos de la madrugada, se me apareció el fantasma de las oposiciones pasadas y me mostró el panorama laboral futuro. Así que espabilé y me dije que no puede ser, que no merece la pena hacer el esfuerzo de estar hasta las mil estudiando, más bien dormitando, sin sentido. Llegado este punto es cuando decidí ponerme en serio y contactar con algún de preparación de oposiciones.

     Después de mucho buscar encontré Centro Innova, y la verdad es que me están ayudando más de lo que esperaba que te pudieran ayudar en una academia. Además de tener una magnífica tutora que resuelve eficazmente mis dudas, también me está centrando en lo principal, cosa importantísima, ya que soy de las que me disperso al querer abarcar todo de golpe y también ha logrado que establezca un ritmo de estudio que antes no tenía.

     Además, en la academia me han ofrecido la oportunidad de escribir este blog para que vaya contando cómo es la vida de un opositor sin tiempo para ello.

     Eso sí, antes de quedarme dormida repetiré con fuerza el mantra que llevo utilizando ya desde hace unos meses, y parece que da resultado: “Trabajo fijo, sueldo a final de mes y ¡vacaciones! “.

 

    Ánimo a todos y  nos vemos entre tema y tema.

COMIENZA LA CUENTA ATRÁS
Puntúa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies