¿No tienes tiempo o gestionas mal tu tiempo?

El tiempo es clave en la vida del opositor. La falta de él puede convertirse en un serio problema que puede llevar al fracaso.

Sin embargo, debes pararte y pensar si es que te faltan horas al día, o si se reduce a un problema de mala gestión de tu tiempo.

El motivo de esta mala gestión del tiempo puede tener su origen en los malos hábitos, que probablemente lleven arraigados desde hace mucho tiempo y no te des cuenta de ello.

Es cierto que el ambiente que nos rodea no es el más apto para concentrarse, hay demasiados estímulos y demasiadas prisas.

Todas estas distracciones, tanto internas como externas, van a repercutir en tu rendimiento y en tu concentración.

Continuamente van a afectar a las horas reales que te has marcado en tu tiempo de estudio, lo que retrasarán tus objetivos diarios, semanales y arrastrarás falta de tiempo de estudio a lo largo del mes.

Todo ello te provocará estrés, inseguridad, etc.

 

Cómo combatir a los “ladrones de tiempo”

Cuando el ladrón eres tú

Podemos considerar que hay ladrones de tiempo tanto internos como externos.

combatir ladrones tiempo

Los internos los provocas tú con los malos hábitos y cómo te sientes ante el estudio, lo que te puede llevar a paralizarte y dejarlo para otro día (la temida

procrastinación del opositor).

O puede que sea todo lo contrario, es entonces donde aparece el perfeccionismo y con él la inseguridad y la frustración.

Los otros ladrones

Son los ladrones de tiempo externos, pero no lo hacen solos, sino con tu consentimiento.

Mensajes, emails, televisión, llamadas, hambre,  imprevistos, etc.

La multitarea, a la que nos hemos acostumbrado tanto, es siempre una mala opción a la hora de concentrarte en tu oposición.

Recuerda la última vez que en casa has visto una película sin mirar el móvil ni una sola vez, o sin  ser interrumpido.

combatir ladrones de tiempoSeguro que piensas que no es para tanto y que te has enterado perfectamente de la peli (o del temario). Estás en un error.

Cada vez que hay una interrupción, tu cerebro puede llagara a tardar hasta 10 minutos en volver a concentrarse.

Si apuntas, un día normal, las interrupciones que tienes durante una hora, te darás cuenta del tiempo que puedes perder y que vas a arrastrar.

 

Si anotas durante una semana las interrupciones tanto internas como externas, te darás cuenta de cómo te influyen.

Además harás un ejercicio de autoconocimiento, lo que te dará la pauta para poder cambiar malos hábitos y adoptar hábitos de estudio nuevos con los que puedas aprovechar al máximo el tiempo de estudio.

Cómo combatir a los ladrones de tiempo

–  Haz que tus familiares y amigos respeten tus horarios de estudio y llega a un acuerdo con ellos para que no te llamen o te envíen mensajes durante ese tiempo.

-Planifica con antelación tus horas diarias de estudio y de descanso. Sigue una rutina de estudio y descanso siempre que puedas.

-Acostúmbrate a dejar un tiempo para que, en uno de los descansos, puedas contestar emails o mensajes.

Si lo haces fuera de las horas de estudio y dejas el tiempo de los descansos para hacer estiramientos o andar un poco, mucho mejor.

-Tanto en el tiempo de estudio como en el tiempo de los descansos olvídate de la multitarea, céntrate solo en lo que estás haciendo.

Cómo combatir a los ladrones de tiempo

-Apuesta por el orden, la comodidad, el minimalismo y el silencio en tu lugar de estudio.

Una mesa ordenada y sin mil papeles, solo con lo que estás estudiando, hará que te concentres mucho mejor.

Y si necesitas buscar algún papel o algún archivo de tu ordenador, es preferible que tardes unos días en organizar todo antes de ponerte a estudiar, que ir arrastando el desorden, porque perderás infinidad de tiempo en encontrar lo que buscas.

Si tu entorno es confortable y silencioso tendrás muchas menos distracciones.

-Aleja de ti el móvil.

Apágalo, y si no puedes tenerlo apagado, ponlo en vibración y lejos, ya que si no estarás todo el tiempo pendiente de si te han enviado mensajes o tienes notificaciones de tus redes sociales.

-Es evidente, pero no estudies con la televisión encendida, aunque la tengas en silencio.

-Estudia mejor sin estar conectado a Internet.

Si necesitas consultar algo, deja todas las dudas para el final y consúltalas de una sola vez. Evitarás muchas distracciones.

-Ten una buena higiene del sueño. Duerme las horas necesarias. Es absolutamente importante que estés bien descansado para poder concentrarte en tus estudios.

 

 

Cómo combatir a los ladrones de tiempo
4.8 (95.48%) 31 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button