Aprende durante los descansos

Aprender mientras descansas es posible gracias al llamado “pensamiento difuso”.

Este tipo de pensamiento te va a permitir asimilar mejor los conceptos que son más difíciles asimilar sin tirarte miles de horas dándole vueltas a un tema que no te entra.

Así, entre sesión y sesión de estudio concentrado podrás descansar y aprender a la vez.

 

Qué es el pensamiento difuso

El pensamiento enfocado es el utilizamos cuando estamos concentrados estudiando, o prestándole toda la atención a algo en concreto.

Mientras que pensamiento difuso aparece cuando apartamos el foco de algo concreto y dejamos vagar nuestra mente.

Gracias a este tipo de pensamiento podemos trabajar los problemas  en un segundo plano a la vez que ponemos nuestra atención sobre otro asunto.

Es decir, nuestro inconsciente está trabajando sobre un tema  a la vez que nos permite centrarnos en otro.

 

Pensamiento difuso y estudios

aprende durante descansoAl ponerte a estudiar un tema nuevo se activa tu pensamiento enfocado.

Pero imagina que es un tema que se hace arduo y le empiezas a dar vueltas.

Dejas de estudiar y te vas a dar un paseo.

Pero, inconscientemente, aparece el pensamiento difuso.

Cuando hace su aparición, se activan numerosas zonas de tu cerebro. Y lo que ocurre es que los conceptos en los que te has enfocado antes se combinan para consolidarlos de forma inconsciente.

Tiene mucho que ver con estados de creatividad, por lo que también deberías hacer que esta intervenga en tu estudio, haciendo mapas mentales, o visualizando conceptos o utilizando la técnica Loci, o Palacio de la Memoria.

 

Cómo aplicar el pensamiento difuso

Seguro que muchas veces te has sentido sobrepasado porque no eres capaz de comprender un tema, y te surgen pensamientos de que no vales para estudiar una oposición.

Es entonces cuando o lo dejas o te machacas estudiando horas y horas sin tener ningún resultado.

En este momento es cuando el pensamiento difuso puede ayudarte mucho.

Pero no olvides que para que este intervenga, antes te has tenido que utilizar el  pensamiento enfocado.

Es decir, has tenido que estudiar previamente.

 

Estudia de modo enfocado cada tema

Enfoca tu atención plenamente en lo que vas a realizar o estudiar.

Lee, repasa, haz esquemas, haz mapas mentales, flash card, etc,. intentando mantener tu atención concentrada en lo que estás estudiando y haciendo.

 

Haz una pausa y pon a funcionar el pensamiento difuso

aprende durante descansoHa llegado el temido momento en el que, por más que te empeñas, no entiendes nada de lo que has estado estudiando.

Haz un descanso y realiza una actividad que no tenga nada que ver con tus estudios.

Sal a pasear, haz deporte, dibuja, sal con tus amigos, escucha música… O duerme, que es lo que más activa el pensamiento difuso.

 

Repasa

Es muy importante que tengas en cuenta que este repaso lo debes hacer antes de que hayan pasado 12 horas desde que comenzaste con la sesión de estudio anterior.

Es decir, si estudiaste durante la mañana, dale un repaso por la noche, o si fue por la noche, hazlo al principio de tu jornada de estudio.

Esto es porque ha pasado un tiempo prudencial para que tu mente consciente haya descansado, pero no para que haya olvidado.

Así que no te olvides de que tu descanso es muy importante. 

 

 

 

 

Aprende durante los descansos
4.7 (93.44%) 61 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies